19 de junio de 2008
19.06.2008

A por 2.800 millones

19.06.2008 | 02:00
Uno de los parques eólicos emplazados en Galicia.

La mayoría de propuestas incluyen la participación pública

Qué tiene el viento que a tantos gusta? Pues un negocio suculento, donde la amortización de las inversiones no tarda demasiado y se puede ganar por cada molino hasta 50.000 euros. Si eso le añadimos que la Administración tiene una apuesta decidida por hacer de la eólica un pilar básico del parque de generación energético a cortísimo plazo y su apoyo está garantizado, pues no extraña que a la convocatoria se hayan presentado ofertas muy por encima de la cuota que se va a repartir.
Realmente, de los 2.325 megavatios en subasta, hay un buen puñado, unos 300, pendiente de anteriores planes eólicos que prácticamente tienen dueño. Quedan otros 2.000, con los que Galicia alcanzará los 6.500, el mismo objetivo que se ha marcado Castilla-La Mancha, la otra gran autonomía, junto con Castilla-León, donde la eólica vive su mejor momento. Aunque con las restricciones impuestas por el Ministerio de Industria al crecimiento de este tipo de energía amparándose en la capacidad de la red para asumirla, no todas podrán conseguir lo que quieren. Parece que el Gobierno gallego cuenta con el beneplácito de la Administración central y de Red Eléctrica de España (REE), que apela, eso sí, a que la potencia esté bien repartida geográficamente.
Precisamente, por su ubicación en el mapa, Galicia es una de las reinas mundiales del aprovechamiento del viento. La cuarta región europea, nada más y nada menos. El invierno deja frentes procedentes del Atlántico con dirección suroeste, que son constantes y energético; y el verano, de dirección nordeste desde los anticiclones que se forman en las Azores, vientos más suaves, pero en muchas ocasiones muy provechosos. El lenguaje meteorológico se traduce en el gran potencial de la comunidad para la instalación de aerogeneradores.
De media, en los mejores emplazamientos de la Península, los parques funcionan unas 2.500 horas al año. Los periodos de actividad suben en el caso concreto de Galicia hasta las 2.800 horas, incluso hasta las 3.000 en algunos puntos. Pensando en aprovechar al máximo estos recursos, en cada uno de los proyectos presentados al reparto de potencia, los promotores tienen que acompañar su solicitud de un estudio que demuestre que la ubicación elegida va a ser viable.
Vamos con los otros números. Los económicos. En 2008, con 2.900 MW instalados, la energía eólica supone el 1,2% del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad. Cuando estén en marcha los nuevos 2.300, y con todas las inversiones realizadas, el salto de la industria del viento será espectacular, hasta generar el 4% de la riqueza gallega, unos 2.800 millones de euros al año, por encima, por ejemplo, de la construcción naval, y mucho más que la láctea o la pesca. En definitiva, un motor para una economía que necesita urgentemente un relevo en el empuje del ladrillo.
Dispuesta a que todo este ir y venir de ganancias no caiga en saco roto, la Consellería de Innovación fijó la fórmula de participación pública en los parques. En un principio, de forma obligatoria. Finalmente, como opción voluntaria que, prácticamente todos han acabado por incluir pensando en arañar unos cuantos puntos en la guerra del viento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine