El gran número de accionistas de la empresa inmobiliaria "Cortegada S.A.", su dispersión y diferencias de criterios está dificultando las gestiones que lleva a cabo la Consellería de Medio Ambiente para la adquisición de la isla del mismo nombre perteneciente al municipio de Vilagarcía. El departamento autonómico ha tenido que recurrir a la información pública para notificar el intento de mutuo acuerdo, dando un plazo de quince días para evitar el proceso de expropiación forzosa.

El director xeral de Conservación da Natureza, Xosé Benito Reza Rodríguez, en el segundo intento de notificación de mutuo acuerdo en el expediente iniciado para la recuperación de la isla de Cortegada, se dirigió a una de las accionistas, pero ésta notificó que no forma parte de los órganos de gobierno. Medio Ambiente continuó intentando localizar el domicilio social de "Cortegada S.A.", remitiendo escritos a las posibles direcciones, incluida la que figura en el Registro Mercantil como domicilio oficial.

Fuentes de Medio Ambiente han señalado que si en quince días la empresa inmobiliaria no llega a un acuerdo con la Xunta de Galicia para la venta de Cortegada se continuará con el trámite de expropiación forzosa, a través del Jurado de Expropiación.

Los directivos de Medio Ambiente entienden que los problemas surgidos de notificación no tienen porqué afectar a los plazos previstos para la recuperación de la isla, cuya previsión es que pase al patrimonio público a mediados de este año.

Por otra pate, El BNG ha registrado una iniciativa a favor de la titularidad pública de la isla de Sálvora, recientemente adquirida por la Fundación Caixa Galicia, por considerar que "parece una noticia del siglo XVIII". La formación nacionalista gallega sostiene que "no es normal" que la isla "pase de un marqués a una financiera".