Largas colas en los servicios de cita y esperas prolongadas en consultas y en servicios de Urgencias fueron las principales "molestias" apuntadas a Europa Press por los usuarios de la sanidad pública gallega en los hospitales de Santiago, A Coruña y Vigo.

En concreto, pacientes del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) denunciaron que los hospitales se pusieron en contacto con ellos para informales de que sus citas médicas para consultas o la realización de pruebas de diagnóstico, fijadas para hace días, fueron aplazadas para hoy, sin advertirles de que los médicos interinos y el personal no sanitario estarían en huelga.

Así, una vecina del municipio de Arbo (Pontevedra) acudió hoy al Policlínico Cíes para que operasen a su bebé, de cuatro meses, y tuvo que regresar a su casa debido a la jornada paro. Según explicó en declaraciones a Europa Press, recibió una llamada del hospital anteayer para confirmarle que la operación de su hijo tendría lugar hoy. "La única explicación que nos dieron es que había mucho caos por la huelga y que no nos podían confirmar cuándo nos darán de nuevo cita", lamentó.

Del mismo modo, un hombre de 46 años de edad operado del corazón, aseguró haber recibido una confirmación del Hospital Xeral de Vigo para la realización hoy de un eco-cardiograma, tras haber aplazado varias veces esta prueba, y que finalmente no tuvo lugar debido a la huelga de 24 horas de médicos interinos y personal no sanitario.

Una situación similar se vivió en el Hospital Juan Canalejo de A Coruña donde, los pacientes apuntaron esperas medias de unas cuatro horas para ser atendidos en el servicio de Urgencias. Los usuarios también se quejaron por las demoras en las pruebas de Rayos y laboratorio que, según precisaron, "retrasaron" las asistencias.

ESPERAS PARA CITAS

Las principales incidencias señaladas por pacientes del Hospital Clínico de Santiago fueron las colas y largas esperas para coger la cita en consultas externas, que en el caso del mostrador de Traumatología, Reumatología, Nefrología, Cirugía Vascular, Cirugía Cardiaca y Unidad de dolor llegaron a ser de dos horas y, en la mayoría de los casos superaban la hora.

De este modo, usuarios del Clínico se encontraron ante un puesto en el que, normalmente, hay tres personas para dar citas, y que esta jornada, debido al personal en huelga, estaba atendido por una sola. Esta circunstancia motivó que la gente se agolpase a la espera de su turno y comentaba el tiempo que llevaba.

Al respecto, una mujer que estaba en la cola en el hospital declaró que ya había visto pasar dos veces el turno de números para que le diesen cita y que aún le faltaba varios números por delante. Otra usuaria, que se encontraba charlando con ésta, aseguró que acudió por la mañana a hacer unas pruebas de Rayos que, finalmente, no pudo realizar y que también estaba esperando turno para que le diesen vez en Traumatología.

Las esperas se prolongaron hasta unas dos horas en algunos casos para conseguir una cita con el agravante en el caso del Hospital Meixoeiro de Vigo, de que la mayor parte de los pacientes acuden de ayuntamientos de la comarca. Así, una mujer señaló que acudió en taxi desde Salvaterra de Miño, situado a más de 40 kilómetros de la ciudad olívica, para conseguir una cita médica.

SIN AVISOS

Asimismo, en varias plantas del Clínico de Santiago podían observarse esta jornada mostradores para citas vacíos y pacientes y familiares en las salas de espera. Un hombre que acompañaba a su mujer comentó a Europa Press que se informó de lo que pasaba y que le indicaron que había huelga y que "no podían avisar para que los pacientes no tuviesen que venir al hospital".

Este vecino de Santiago señaló que le explicaron que existían servicios mínimos y reconoció que había notado que si el médico que le correspondía a uno estaba trabajando "tocaba esperar menos". No obstante, indicó que en las horas que llevaba en el hospital no había visto incidentes y que la gente lo tomaba "con calma y resignación".

RECLAMACIONES

Algunos usuarios del Clínico manifestaron que en el mostrador de las citas le habían sugerido que si había alguna queja se digieran al servicio de Atención al Paciente, para que quedase reflejada allí. En esta zona, en distintos momentos de la mañana hubo grupos de media docena de pacientes que acudían a solucionar sus problemas que, en la mayoría de los casos, no tenían que ver con la huelga.

No obstante, una vecina de Ordes, que se encontraba en esta cola, explicó que esta mañana acudió al Centro de Salud de esta localidad coruñesa y que se negaron a hacer análisis de sangre "porque no la recogían en Santiago". Añadió que en este centro hubo en torno a diez personas que se sintieron afectados.

Otra mujer explicó que ella estuvo llamando por la mañana al Centro de Salud Concepción Arenal de Santiago para que le diesen cita para especialista y que primero no le cogieron el teléfono y, después, cuando acudió al propio centro tampoco la pudieron atender porque no funcionaban los ordenadores.