La Consellería de Medio Ambiente plantea asumir la construcción, gestión y mantenimiento de todas las depuradoras de aguas residuales de Galicia. Hasta ahora la mayoría, un total de 111, son de titularidad municipal y muchas de ellas están explotadas por operadoras privadas. La Administración autonómica, a través de Augas Galicia, sólo se hace cargo en la actualidad de 11.

El problema es que el mantenimiento de las depuradoras supone una pesada carga económica para los municipios, lo que deriva en que muchos de ellos desistan de tener su propia estación depuradora y otros no puedan garantizar su correcto funcionamiento. El resultado de esta situación es el elevado número de vertidos que soportan los ríos gallegos.

De los 4.590 focos de contaminación detectados por la Consellería de Medio Ambiente, un total de 3.231 son precisamente de aguas residuales urbanas. "Aunque es doloroso decirlo las administraciones son las responsables del mayor número de vertidos", aseguró ayer el conselleiro durante su comparecencia en el pleno del Parlamento.

"Ni un sólo municipio pudo financiar en los últimos diez años los sistemas de depuración de aguas", enfatizó Vázquez.

Por este motivo, el planteamiento de la Consellería de Medio Ambiente es asumir la gestión de todas las depuradoras de Galicia, a través de la llamada Agencia del Agua. La creación de este organismo aparece recogida en el borrador de la Ley del Agua que prepara la Consellería de Medio Ambiente y que iniciará su trámite parlamentario a partir del próximo mes de septiembre.

Esta normativa planteará la integración de las todas las depuradoras de Galicia en una red única gestionada por la Administración autonómica. En todo caso la adhesión de los municipios será voluntaria, aunque si deciden mantenerse al margen tendrán que asumir el saneamiento municipal con sus propios recursos.

"Vamos a sacarles un problemón de encima", asegura el conselleiro de Medio Ambiente. En todo caso, Manuel Vázquez propuso "un gran pacto" con los ayuntamientos para crear la Agencia del Agua.