Representantes del PP presentaron ayer en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Viveiro una denuncia contra el alcalde socialista del municipio lucense de Foz, José María García Rivera, por la concesión de más de 1.350 licencias de viviendas que los populares consideran "ilegales". "La única vía que queda es que el juzgado actúe", aseveró el portavoz del PP en Foz, Ramón Martínez, que acudió a Viveiro acompañado por otro de los concejales del PP focense y por el diputado popular en el Parlamento gallego José Manuel Balseiro.

Ramón Martínez explicó que el Ayuntamiento de Foz concedió "sin informe preceptivo vinculante de los servicios jurídicos del municipio" más de 1.350 licencias urbanísticas el 29 de marzo de 2006, cinco días después de haber suspendido en un pleno la concesión de licencias para iniciar la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

El portavoz popular añadió que dos de las licencias fueron para una empresa de la que es administrador solidario el alcalde socialista, y recordó que la Consellería de Política Territorial pidió el 23 de enero al ayuntamiento focense que anulase las licencias en un plazo de un mes.

Una vez transcurrido ese período, y a la vista de que el alcalde no rectificó, el departamento de María José Caride inició los trámites para presentar un recurso contencioso administrativo contra el consistorio lucense.

El PP también consideró que "la única vía que hay es que el juzgado actúe de forma rápida y eficaz" para acabar con una situación de "inseguridad jurídica", tanto para los promotores como para los compradores de las viviendas.