Representantes de los colectivos vecinales de las parroquias del municipio de Nigrán elaboran un manifiesto de rechazo a actos como la colocación de la bomba en la urbanización del barrio de Cotros, la quema del coche del portavoz del BNG y otros sucesos violentos ocurridos recientemente en la zona. Así lo acordaron en una reunión convocada ayer por el PSOE local, en la que manifestaron su intención de implicar a asociaciones culturales y sociales en la iniciativa. Asimismo, los asistentes al encuentro se disponen a organizar una marcha cívica contra la violencia para "dejar claro que Nigrán es un municipio pacífico que rechaza estas actitudes", señalaron.