Pérez acreditó que precisamente son los repartidores de leche los que están comunicando a los productores que este mes ya se bajará lo que se abona por litro de leche, entre 29 y 30 céntimos. "Esto conducirá a que lleguen a acumular los ganaderos gallegos unas pérdidas mensuales de dos millones y medio de euros, un millón de euros en la provincia de Lugo", alertó.

Pérez sostuvo que estas cantidades son "inasumibles" para el sector y esgrimió que tampoco "hay ninguna razón de mercado" que justifique este descenso en los precios.

Así, recordó que desde Galicia salen "importantes cantidades" de cisternas para Portugal a un precio "superior". Además, indició que en el mercado mundial, "tampoco hay necesidad de leche por eso no vamos a admitir esa bajada anunciada".

La reducción en los precios de la leche se confirmó, según Xan Pérez, ya el pasado mes de febrero cuando Besnier, la marca francesa con una planta en Vilalba, llegó a abonar hasta casi un céntimo menos por litro de leche.