La Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) imputó por un delito de tráfico de influencias al ex director general de Industria de la Xunta durante los últimos seis años del Gobierno del PP, Ramón Ordás Badía, por conceder parques eólicos y minicentrales hidroeléctricas a su cuñado, Luis Castro Valdivia, también imputado.

Según informaciones periodísticas, Valdivia es socio de la mujer e hijos del ex alcalde coruñés, así como del presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla. "Ahora se demuestra que una de las razones por las que se tuvo que marchar escopetado es el descubrimiento de las tramas organizadas de sus negocios", aseveró Tello.