"Las posibilidades de cooperación son enormes", aseveró el jefe del Ejecutivo gallego ayer por la noche --madrugada en España--, durante el acto en el cual se le impuso la Medalla del Fundador de la Ciudad de Salvador de Bahía en reconocimiento a la labor desarrollada por los gallegos afincados en esta ciudad brasileña. Con este acto, Touriño cerró la agenda de contactos que lo llevó a Brasil en los últimos cinco días.

Emilio Pérez Touriño apostó por abrir canales de cooperación "estables" entre ambos territorios y reafirmó la voluntad del Gobierno gallego de colaborar "con toda la órbita latinoamericana". A su juicio, existen muchas posibilidades de abordar proyectos conjuntos de colaboración entre Galicia y Brasil, ya no sólo en el ámbito económico, sino también en el cultural y en el científico.

Así, presentó la Cidade da Cultura como "un gran abanico de posibilidades" para realizar "múltiples proyectos" en campos culturales tan diversos como la música, la danza, el teatro, el cine, la televisión o las artes plásticas. Además, extendió estas posibilidades de cooperación entre brasileños y gallegos al intercambio universitario y científico.

EXPOSICIÓN

Previamente, Touriño fue el encargado de inaugurar la exposición ´Galicia, la sonrisa de Daniel´, promovida por el Consello da Cultura Galega y con la que se pretende dar a conocer la realidad de esta comunidad y mostrar su diversidad actual. En este contexto, reivindicó los mejores momentos de la historia de Galicia coinciden con aquellos "en los que también es mayor su apertura al mundo".

Además de subrayar los "evidentes vínculos históricos, lingüísticos y culturales" con Portugal, también incidió sobre el papel jugado por Galicia como "puente entre España y América Latina" con los millones de gallegos que emigraron para "contribuir al crecimiento de este gran continente".

Nuevamente en este acto, Touriño aprovechó para proyectar la Cidade da Cultura, en la que se mostró confiado en que la realidad latinoamericana va a ocupar "un destacadísimo lugar" en sus programas y también servirá para "impulsar las relaciones y la colaboración" entre Europa y Latinoamérica y entre el mundo hispánico y lusófono. Según resaltó, el complejo cultural del Monte Gaiás será "un firme bastión de la diversidad".

AGENDA

Tras cinco días con una agenda de trabajo que incluyó, entre otros, una reunión con el presidente de la República Federativa de Brasil, Luís Inácio Lula da Silva, Touriño consideró logrados los objetivos de "aproximación y estrechamiento de las relaciones políticas, institucionales, de cooperación cultural y económica" que se había marcado en este país.

Contactos políticos, económicos y culturales, así como encuentros con la colectividad gallega residente en el país suramericano y visitas a las instituciones creadas por ellos en estos territorios fueron algunos de los actos institucionales que desarrolló Touriño en el primer viaje que realizó a Brasil desde que es presidente del Gobierno autonómico.