López Sieiro declaró en la Comisión de Pesca que en estos momentos la Consellería de Pesca cuenta con dos planes de explotación presentados por el sector, uno de ellos, el que alcanza más adhesiones, no encontró el consenso en una cuestión concreta, el del control de las embarcaciones.

Entiende el secretario xeral que este punto es fundamental para concentrar los medios de control.

El plan que será presentado a las organizaciones concentra las ventas de todos los productos marisqueros en un único punto, con objeto de ejercer una mayor atracción tanto para la oferta como para la demanda.

En otro apartado propone acciones colectivas de recuperación y de regeneración de las zonas hoy improductivas, también mediante la implicación de todos, para evitar que los mariscadores de un puerto determinado quieran explotar en exclusiva un banco.

El punto tercero se refiere a la producción de simiente para la siembra de cada una de las especies en explotación de la ría.

Recordó que en esta ría trabajan 359 embarcaciones de marisqueo a flote con una producción en 2005 de 427.0000 toneladas y el pasado año de 433.000.

"Conseguir el consenso entre todas las organizaciones es un proceso de maduración necesario para darle una respuesta definitiva", aseveró el secretario xeral.

La iniciativa partió de una pregunta del diputado del BNG Bieito Lobeira Domínguez que reclamó de la Consellería medidas de impulso a este sector productivo.

Recordó que entre enero del 2003 y mayo de 2006 causaron baja, por paralización definitiva o desmantelamiento, un total de 27 embarcaciones pesqueras y marisqueras a flote con base en algún puerto de la ría de Vigo, lo que provocó la pérdida, dijo de, aproximadamente, 150 puestos de trabajo en el mar además de otros empleos inducidos.

"En cualquier caso se evidencia una tendencia muy peligrosa que cuestiona la propia existencia del sector pesquero y marisquero en una ría excepcional, desde el punto de vista de su riqueza productiva", aseguró el diputado nacionalista.