"En cuanto ganemos las elecciones, derogaremos este proyecto de ley", afirmó el parlamentario, que criticó que la futura ley no incide suficientemente en el aspecto que hace referencia a las tareas de extinción de los incendios forestales.

Tanto la portavoz nacionalista, Tereixa Paz, como la socialista, Marisol Soneira, coincidieron en señalar que se trata de un proyecto "necesario" y "oportuno".

Soneira justificó el rechazo a algunas de las enmiendas presentadas por el PPdeG porque a su entender alteraban "sustancialmenmazares pidió al Ejecutivo que "recupere no sólo la calle sino también la iniciativa política".

Para ello, instó al Gobierno a que rectifique su política exterior "equivocada" sobre Afganistán, Palestina y el Sahara, supere la "desestabilización" del PP en instituciones como el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, y aborde las "asignaturas pendientes" de la legislatura en política social y ambiental.

En materia de pensiones, anunció la presentación de una propuesta alternativa de pensiones, frente a la actitud "continuista" del Gobierno socialista.

"Si queremos que este año que queda sea efectivo, debe ser por la izquierda", advirtió Llamazares, quien confió en que este nuevo impulso acabe con la "desafección" que sienten los ciudadanos hacia la clase política.

En este marco situó también su propuesta de un nuevo acuerdo por la paz que supere el Pacto antiterrorista, suscrito en su día por el PSOE y el PP.

Llamazares instó al Gobierno a que "no espere mucho" para abordar este nuevo pacto y que no renuncie a "explorar a la mayoría" en el caso de que no encuentre la unanimidad de todas las fuerzas políticas, en referencia a la negativa del PP a firmar un nuevo pacto antiterrorista.