El Ejecutivo autonómico tendrá una presencia promedia del diez por ciento en el capital social de los parques eólicos, "de modo que los beneficios tengan repercusión directa en el país", explicó ayer en comisión parlamentaria el director xeral de Industria, Anxo Ramón Calvo , en respuesta a una pregunta del diputado del PPdeG Angel Bernardo Tahoces.

Calvo también informó que el 47,7 por ciento de los parques eólicos, un total de 10 sobre 21, admitidos a trámite en la última convocatoria de la Xunta tendrán participación del Gobierno gallego si finalmente son autorizados.

Calvo aseveró que ninguna propuesta empresarial fue rechazada por no ofrecer participación pública, "al igual que ninguna fue admitida sólo por realizar este ofrecimiento". Por ello, descartó las acusaciones del PPdeG de "atentar contra el Estado de Derecho" en la resolución de las solicitudes.

En este sentido, el director xeral de Industria aseguró que se actúo "con rigor y pulcritud" en la admisión a trámite y que se tuvieron en cuenta los criterios establecidos en el decreto (evaluación técnica, impacto medioambiental y sobre bienes culturales e influencia socioeconómica).

No obstante, Anxo Ramón Calvo también reconoció que el hecho de que las empresas ofreciesen participación pública se tomó en cuenta como "motivo adicional en la admisión en casos dudosos".

Por su parte, el portavoz de la oposición en la comisión, Bernardo Tahoces, acusó a la Xunta de "crear inseguridad jurídica" y de "atentar contra las reglas del juego", ya que considera que el ofrecimiento de presencia pública "actúo como criterio convalidante" de propuestas que "no cumplían otros requisitos".