Más de catorce mil técnicos superiores, auxiliares de Enfermería y personal no sanitario que desempeñan su actividad para la administración sanitaria gallega están hoy llamados a un paro de dos horas de duración, desde las ocho hasta las diez de la mañana, para reivindicar una carrera profesional "digna" y mejoras salariales. Además están previstas asambleas de trabajadores para analizar la nueva propuesta hecha por el Servizo Galego de Saúde (Sergas). En las entradas del Hospital Clínico, Provincial y Psiquiátrico de Santiago hoy habrá concentraciones a partir de las 8.00 horas de la mañana.

En caso de no llegar a un acuerdo, habrá más huelgas de dos horas en todos los puestos de trabajo, entre las 8.00 y las 10.00 horas, los días 22 y 23 de marzo. Si el próximo 29 de marzo las negociaciones no fructificaron, habrá una huelga general de veinticuatro horas y una manifestación en Santiago de Compostela.

La plataforma sindical indicó que, "gracias a la presión de todos" el Sergas cambió "de forma significativa su vergonzosa propuesta inicial". Aunque reconoció el avance, insistió en que se trata de una propuesta "injusta y discriminatoria".

La propuesta sindical exige para para los trabajadores del Grupo A una mejora anual de 3.000 euros, frente a los 2.500 propuestos por el Sergas; y para el Grupo B 1.950 euros, frente a 1.625 de la nueva oferta oficial. Los dos grupos son personal de los servicios de gestión.

Para el Grupo C, piden 1.600 euros, el doble que pone encima de la mesa Sanidade, y para el D, demandan 1.400 euros, y no los 500 euros que oferta el Sergas. A estos dos grupos pertenecen los técnicos sanitarios. Para los no sanitarios, los sindicatos reclaman 1.200 euros, una cantidad que triplica la cifra que oferta la Xunta de Galicia.

Desde los sindicatos se admite que la Consellería de Sanidade les trasladó ayer su intención de seguir negociando, sin embargo, les demandó "un gesto de buena voluntad" en el sentido de que "se levante la convocatoria de huelgas".