La orden del 13 de octubre de 2006, en la que se convoca la concesión de estas subvenciones, establece los requisitos que deben cumplir los solicitantes para beneficiarse de las ayudas, así como los criterios de valoración para su aplicación.

Así, deberán acreditar el abandono de su actividad mediante la presentación de su baja laboral, comprometerse a abandonar definitivamente su trabajo en calidad de empresario y renunciar, en el caso de los titulares de licencias para vehículos pesados, a su permiso de conducción en la jefatura de tráfico correspondiente.

Además, en la ponderación de estos criterios se elaboró una relación de los posibles adjudicatarios por orden descendente de edad. En este sentido, a los titulares de autorizaciones para vehículos pesados de ámbito estatal se les computó un año más y a los que disponen de permisos para conducir este tipo de vehículos dentro de la comarca, un semestre.

Por último, los transportistas autorizados a conducir vehículos de ámbito local o provincial ocupan un lugar anterior a los titulares de licencias para vehículos ligeros.