Los cursos destinados a desempleados que más se impartirán en este proyecto de formación ocupacional de las comarcas más desfavorecidas son los de Auxiliar de ayuda a domicilio y Técnico de atención sociosanitaria a personas en instituciones sociales. La razón es que se prevé la creación, por ley, de un Sistema Nacional de Dependencia pensado para garantizar la autonomía personal y la atención a las personas en situación de dependencia, lo que conllevará a la creación, según los cálculos de la Xunta, de unos 20.000 empleos en Galicia.

Con estos dos cursos, el de Auxiliar de ayuda a domicilio y Técnico de atención sociosanitaria, la Consellería de Traballo pretende adelantarse y preparar ya a parados para cuando demanden, tanto los centros privados de atención al dependiente como los públicos, personal con esta cualificación.

"Es una importante oportunidad de colocación para aquellos parados que adquieran la oportuna formación", destacó el conselleiro.

Otros cursos que se ofrecerán son más tradicionales, como camareros, fontaneros, operador de excavadora, soldador de estructuras metálicas ligeras, carpintero metálico y en PVC, conductor de camión pesado, trabajador forestal o chapista y pintor de vehículos.