Libre de competencias en materia de incendios, a Manuel Vázquez le tocará dar peso político al medio ambiente al frente de su consellería. Su gran baza será Augas de Galicia, una de las áreas que genera más inversión dentro de la Xunta. En el resto de materias este licenciado en Medicina curtido en la Alcaldía de O Carballiño tendrá que ejercer de equilibrista para que la balanza no se incline demasiado a favor de los sectores empresariales pero tampoco de los ecologistas.

-Compatibiliza su cargo como conselleiro de Medio Ambiente con su escaño en el Parlamento. ¿Le dará tiempo de acudir a las votaciones en el pleno?

-Lo primero es lo primero. Todos los conselleiros estaremos puntualmente en los debates y si se derivase alguna dificultad de cumplimiento adoptaríamos medidas. En principio compatibilizaremos los cargos.

-Después de quitarle la competencia en materia de incendios ¿no se ha quedado muy descafeinada su consellería?

-La Consellería de Medio Ambiente estaba muy estigmatizada por Montes. Había una minoración muy grande de la realidad medioambiental porque los recursos humanos, e incluso parte de los económicos, vivían obsesionados por los incendios. Lo positivo ahora es que vamos a ser consellería de medio ambiente, medio ambiente. Sin incendios vamos a hacer una macroconsellería.

-La primera medida que anunció Emilio Pérez Touriño como presidente de la Xunta fue un Plan de Desarrollo Sostenible. ¿Esto en qué se traduce para los ciudadanos?

-Todos aspiramos a tener más capacidad de desarrollo, económico, empresarial, laboral, de confort, pero eso implica que pagamos un precio medioambiental. Por ejemplo, hace falta energía ¿pero es necesario que nos carguemos los ríos?

-¿Revisará la concesión de minicentrales eléctricas que están en tramitación?

-La semana que viene voy a encargar una revisión puntual de todas las licencias que están en curso. Vamos a cumplir la ley, que es una obviedad, pero es una obviedad que hasta ahora no se estaba haciendo. Si detectamos que alguien se saltó determinados procedimientos lo va a tener complicado.

-¿Pondrá freno a la concesión de futuras presas?

-Tenemos que diseñar un modelo que responda a las necesidades energéticas de Galicia. Esto no puede ser una mina en la que determinados sectores económicos y empresariales quieran ganar dinero a costa de cargarse los recursos naturales.

-¿Cúal será su modelo de gestión de los residuos y qué papel jugará Sogama en él?

- El Gobierno anterior hizo de Sogama un modelo único. Nosotros conservaremos Sogama pero nos abriremos a otras alternativas, como el compostaje, y lo haremos sin la hostilidad con la que antes se trataba a las fórmulas que no encajaban en la incineración.

-¿Deja abierta la posibilidad a crear una segunda planta de Sogama?

-Sogama tiene un componente economicista. Vamos a investigar otros modelos pero si hay que ampliar Sogama, la ampliaremos, siempre dialogando con los colectivos implicados.