El sindicato Comisiones Obreras (CC OO) de Galicia reclamó ayer a la nueva Xunta que ponga en marcha más medidas para resolver con eficacia y suficiencia las denuncias de violencia de género que se presentan en la comunidad gallega. En rueda de prensa, el responsable del sector de Justicia de CC OO en A Coruña, Ángel Garmendia, propuso una "reunión inmediata" entre los trabajadores, sindicatos y el conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, para solucionar la "situación deficitaria" de los juzgados gallegos, ya que "en Galicia no hay ninguno que trate las denuncias de violencia doméstica de manera exclusiva".

El dirigente sindical informó de que en España existen 17 juzgados que se encargan específicamente de tratar las demandas por malos tratos, pero ninguno de ellos en Galicia. Así, señaló que tanto el juzgado número 8 de A Coruña como el número 6 de Vigo resuelven las denuncias de violencia de género conjuntamente con las de lo penal y de lo civil.

Además, indicó que la inmediatez con la que se deben resolver estas denuncias de violencia de género implica que haya "una saturación por parte de los trabajadores de los juzgados y una prolongación de su jornada laboral". Por esa razón, apeló a la necesidad de aumentar la plantilla de trabajadores de los juzgados y crear la figura del juez de apoyo.

Según este responsable de CC OO, en A Coruña y en Vigo se reciben dos denuncias de violencia de género al día y cada una debe recibir unas tres horas de atención, por lo que, al existir la obligación de resolver rápidamente este tipo de denuncias, "el aumento de la jornada laboral es inevitable".