-La cohesión territorial es otro de sus objetivos prioritarios. Pero sin infraestructuras, y sin plazos...

-Para entendernos: Galicia ha de tener dos grandes ejes, el costero y el interior norte-sur. El primer eje vertebrador ha sido la Autopista del Atlántico, ha costado terminarlo y hay que estructurarlo bien hasta Porto: falta la conexión del tren. Y hay que generar un eje interior paralelo que debe ir desde Ferrol a Lugo, Ourense, Verín, Chaves y hacia Bragança y Porto. Esos ejes tienen que cohesionar el país; falta conectar hacia el Cantábrico, y hemos incorporado al PEIT la conexión con la meseta por Monforte. Ésa es la malla que hay que hacer, la básica. ¿Horizontes? El Cantábrico debe ser en 2007 y el resto en 2009. En general en la década, en 2010, deben estar culminados los objetivos: algunos estarán antes y otros costará esfuerzos.

-El gran tema es el AVE.

-Sí. Es el macrotema, el más complejo, el más potente. Hay un acuerdo del Congreso y tenemos que hacerlo realidad, ése es un gran objetivo de esta Xunta, convertir el compromiso en obra cierta. ¿Financiación? Hay una perspectiva europea en discusión, pero el compromiso del presidente Zapatero es en todo caso que tiene que haber un instrumento presupuestario para hacer política de reequilibrio territorial en España, y desde el Presupuesto del Estado habrá que sustituir lo que perdamos de fondos europeos.