La noche del 20 de marzo tres vecinos de Vigo - Xoaquín da Silva, Antonio Salgado y Juan Antonio Salgado - estaban en la tasca de Xoana Rial cuando declinaron el ofrecimiento de unos soldados franceses de beber con ellos en honor al rey José Bonaparte. Ante la negativa acabaron muertos y enterrados subrepticiamente en el Areal.

Recreación de los asesinatos. / R. GROBAS

Recreación de los asesinatos. / R. GROBAS

Vázquez Varela exigió a las autoridades francesas que aclarasen los hechos, quienes se comprometieron a ejecutar a los responsables e indemnizar a las familias. Sin embargo, la vida daría otro giro.