La igualdad, desde Infantil: “En la ESO llegamos tarde”

El taller Machismo Game Over triunfa como espacio de reflexión en los últimos cursos de Primaria, en los que empiezan conflictos propios de la adolescencia: “Tienen muchas ganas de hablar”

Los estudiantes del Igrexa-Valadares saltaron de motu propio de ‘Peppa Pig’ a ‘La que se avecina’ para trabajar los estereotipos de género.

Los estudiantes del Igrexa-Valadares saltaron de motu propio de ‘Peppa Pig’ a ‘La que se avecina’ para trabajar los estereotipos de género. / Faro

M.B

Trabajar la igualdad en el aula es imprescindible, pero ¿en qué cursos debemos empezar?

“Cuantos más talleres hago, más me doy cuenta de que en ESO ya estamos llegando tarde; en Primaria es mucho más fácil vencer las resistencias, conseguir que el alumnado se abra y diga lo que piensa. En algunos centros nos han propuesto hacer actividades también en Infantil porque detectan que ahí empiezan los estereotipos”. 

Quién responde es Priscila Retamozo, politóloga especializada en Igualdad de Género y coordinadora junto a Cristina Louzán del proyecto feminista Prisma

Ambas están ya visitando las aulas de 5º y 6º de Primaria de los centros escolares de Faro da Escola con el taller “Machismo Game Over”, que propone al alumnado compartir diferentes pruebas relacionadas con la Igualdad y demuestra que trabajar desde la perspectiva de género es también trabajar la autoestima, las relaciones entre iguales, la convivencia y/o los conflictos en el aula, entre otros.

La experta Priscila Retamozo también visitó el CEIP Valle-Inclán. // Faro

La experta Priscila Retamozo también visitó el CEIP Valle-Inclán. // Faro / Cedida

“Como anillo al dedo”

“No sé cómo lo hizo, pero conectó muy bien con ellos, logró que se abriesen”

“Fue espectacular y nos vino como anillo al dedo, especialmente con el grupo de 6ºEP, en el que estamos viendo inquietudes y conflictos ya más propios de la adolescencia”, destaca María Aurea Fernández Soto, profesora de Música en el CEIP Plurilingüe Igrexa-Valadares y una de las docentes presentes durante la iniciativa, que añade: “Priscila no solo supo verlo, sino que además fue capaz de conectar súper bien con los niños”. 

Describe así Fernández Soto cómo poco a poco se fue creando un espacio de reflexión sorprendente, en el que el alumnado estuvo muy receptivo y se abrió a participar: “No sé cómo lo hizo, si fue por la dinámica o por otro motivo, quizás porque ellos se sintieron más entendidos, pero hubo mucho feedback”. 

Tanto fue así que hubo que robarle tiempo a la siguiente hora de clase para continuar con el taller, en el que una cosa fue llevando a la otra y es que tras el visionado de un capítulo de Peppa Pig, los propios estudiantes condujeron la conversación más allá hasta series como La que se avecina

“No quise dejar pasar esa oportunidad y decidí proyectar un contenido de esa serie que tenía prevista para la ESO. Empecé a preguntarles, no tanto lo qué pensaban, sino cómo les hacía sentir”, cuenta la experta, que encontró de todo entre las respuestas, pero sobre todo “muchísimas ganas de hablar”. Así, hubo quien dijo que no era para tanto, que solo eran chistes de actores; pero también, y tanto entre las chicas como entre los chicos, hubo quien no estuvo de acuerdo. 

A las primeras no les gustaba que les hiciesen sentirse como objetos; los segundos no se identifican como alguien que trataba a las mujeres como tal. La conclusión parecía clara: los estereotipos de género nos afectan a todos.

“Me quedo con el momento en el que expresaron sus miedos, están en una edad en la que ya les cuesta hablar de estas cosas. Iniciativas de este tipo vienen genial para la convivencia en el aula, para cohesionar el grupo, para que se conozcan mejor entre ellos, tengan más empatía y hagan equipo. Nos encantaría poder repetir”, se despide Fernández Soto.  

Portada de Machismo Game Over.

Portada de Machismo Game Over. / Cedida

Machismo Game over

Compartir nuestros superpoderes para trabajar el autoconcepto, encontrar estereotipos de género en documentos audiovisuales como Peppa Pig o cambiar las normas del cuento y escribir uno nuevo entre todos forma parte de las actividades de un taller en el que los estudiantes aprenden y se lo pasan bien juntos hasta exclamar al unísono: “Machismo Game Over”, la iniciativa que las expertas Priscila Retamozo y Cristina Louzan están impartiendo durante marzo y abril en los centros de Faro da Escola.