Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Refugiados en Jesuitinas

La Brilat monta una tienda de campaña en el colegio en el Día de la Paz

La tienda instalada por la Brilat en el patio del colegio.

La tienda instalada por la Brilat en el patio del colegio.

La Comunidad Educativa del colegio Miralba-Jesutinas celebró un curso más la jornada que cada año se conmemora el 30 de enero, aniversario de la muerte de Gandhi, un pionero en la lucha a favor de la no violencia. Durante la pasada semana, la reflexión y el trabajo en las aulas a través de los Buenos Días y las sesiones de tutoría, estuvo centrada en el drama de los refugiados. El objetivo era tratar de ponerse en el lugar de miles de niños que durante la guerra ven como su mundo se viene abajo, como muchas familias se ven obligadas a salir de sus hogares para intentar salvar la vida de los que más aman, llevando con ellos solo lo mínimo, lo imprescindible, para vivir en campos de refugiados como el de Lesbos, Ritsona o Idomeni, en tiendas de campaña parecidas a la que la Brilat (Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable) cedió e instaló en el patio del colegio. Por ella pudieron pasar todos los alumnos del colegio para visitar una exposición de fotografías y vídeos de los campamentos de refugiados enviada por voluntarios de Vigo (entre ellos un antiguo alumno del Miralba). Allí pudieron experimentar "in situ" las condiciones en las que sobreviven estas personas, sin saber mucho de lo que les espera ni a qué otras personas les importan. Incluso alguna clase se ha realizado dentro de la tienda de campaña, sin las comodidades de los pupitres, los libros, los dispositivos móviles, las pizarras digitales...

El viernes por la mañana, en una celebración abierta también a las familias, todo el colegio se juntó en el patio para tener un gesto conjunto con el que dar testimonio del deseo de paz. En ella, cada clase, recogiendo lo trabajado en las aulas durante los días anteriores, depositó en unas mochilas aquello que han valorado como necesario o importante para ellos, y por lo tanto, también para esos niños refugiados: comida, juguetes, material escolar, abrazos€ Dichas mochilas se harán llegar a los campos de refugiados a través de la Fundación CUME que, entre otros proyectos, fomenta la solidaridad con los sectores más vulnerables de la sociedad. Tras la celebración, las familias pudieron entrar en la tienda de campaña y visitar la exposición.

Compartir el artículo

stats