Es un tema pendiente, la reforma del acceso a los grados universitarios para ser docente, de los másteres de profesorado y del periodo de prácticas en centros educativos una vez terminada la carrera. También lo es la actualización de la carrera docente, tras años de dedicación a la función docente en las aulas.

La Asociación Nacional de Estudiantes de Educación y Formación del Profesorado (CESED) acaba de publicar su propuesta para poner en marcha estos cambios. Consideran que es urgente para afrontar los retos que se le presentan a la profesión en los próximos años, que ya están aquí, prácticamente.

"Los profesionales y las profesionales de la educación necesitan urgentemente de una formación más amplia y un sistema de evaluación que realmente permita comprobar la adquisición de las competencias necesarias para acceder a la profesión docente. La actual formación inicial del profesorado es totalmente insuficiente, principalmente la del profesorado que ejercerá en la Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional, ya que solo cuentan con un año de formación y en ocasiones ni siquiera es necesario este año de formación", expresan en la propuesta elaborada por CESED.

La actual formación inicial del profesorado es totalmente insuficiente

Y añaden: "Queremos proponer un cambio rotundo en la formación del profesorado, lo que conlleva necesariamente un cambio en las propias universidades. La formación de formadores y formadoras debe ser un eje principal de las facultades de educación, dotando a las didácticas del inmenso valor que han de tener".

"Sabemos que la propuesta que a continuación se desarrolla supone un cambio radical en la manera de concebir la formación del profesorado, el sistema educativo y la propia universidad. Ello supone que el avance hacia este futuro educacional supone trabajar principalmente desde el consenso. Por lo que no entendemos otro camino que un Pacto Educativo consensuado por todos los agentes sociales: instituciones, asociaciones y organizaciones que tenga por objetivo la mejora de la calidad educativa", expresan.

Esta propuesta supone un cambio radical: es necesario un Pacto Educativo

Partir desde el inicio: desde el acceso a la formación en las siguientes titulaciones:

  • Grado en Educación Infantil
  • Grado en Educación Primaria
  • Máster en Formación del Profesorado.

Los cambios propuestos por CESED afectarían a tres momentos:

  1. Acceso a los Grados de Educación (AGE)
  2. Formación Básica (FB)
  3. Periodo de Formación y Evaluación (PFE)

Establecer "un filtro de entrada" a las carreras

Las universidades deben realizar un proceso para evaluar el Acceso a los Grados de Educación y Máster del Profesorado. "En ningún caso se debe convertir en una duplicidad de las correspondientes pruebas de acceso a la universidad", describe CESED. "Planteamos que se establezca un filtro en la entrada del estudiantado, con el fin de evaluar la motivación y las competencias sociales, así como otras competencias que las pruebas de acceso a la universidad no consiguen alcanzar. Algo similar a lo que ya se está haciendo desde la Generalitat de Catalunya con las Pruebas de Aptitud Personal", apuntan.

"Es necesario evaluar la motivación y las competencias sociales"

Refrescar los contenidos en las facultades

Proponen que el Acceso a los Grados de Educación (AGE) sea igual para todo el Estado español "donde se evalúen diferentes capacidades personales y se incluya una entrevista realzada por Personal Docente e Investigador (PDI)". "Siendo un requisito mínimo que el PDI que realice la entrevista cuente con experiencia laboral más allá del ámbito universitario, es decir, con estrecha relación con el sistema educativo no universitario", apuntan.

Se entiende por Formación Básica aquella que ha de ser común al conjunto de los grados de Educación, así como para el Máster de Profesorado, para ejercer como profesionales de la Educación de la manera más holística posible y atendiendo al educando de manera integral. Tras un amplio estudio realizado por CESED, "las principales demandas que han sido transmitidas en las encuestas por los y las participantes son la inclusión de contenidos relacionados con:

  • Educación afectivo-sexual
  • Educación emocional
  • Necesidades específicas de apoyo educativo
  • Primeros auxilios
  • Unificación de la Formación Básica en los grados de educación".

Terminada la carrera: 2 años de formación en centros educativos

Una vez concluido el Grado en Educación o el Máster en Profesorado, se comenzará el Periodo de Formación y Evaluación (PFE) en un centro docente de titularidad pública, concertada o privada.

Este periodo formativo "tendrá una duración de dos años e irá dirigido a docentes que hayan finalizado el Grado de Educación Infantil, Grado en Educación Primaria y el Máster de Profesorado".

"Este periodo tendrá como fin el desarrollo de competencias profesionales, concretadas en objetivos generales (comunes para el conjunto de docentes) y específicos de las etapas educativas y áreas de conocimiento".

Según CESED, para la asignación de los centros "se tendrá en cuenta el siguiente baremo":

  • 70%: el expediente del Grado de Educación Infantil, Educación Primaria o Máster del Profesorado.
  • 30%: el currículum vitae (desde la experiencia laboral relacionada con la educación, hasta otros grados y/o másteres relacionados con la Educación, doctorado relacionado con la Educación, publicaciones, voluntariados, idiomas o representación estudiantil).

Los objetivos generales del PFE irían desde

  • la "aproximación al mundo laboral y profesional, del que en un futuro inmediato formará parte",
  • a "tomar contacto, observar y analizar los contextos y campos en los que desarrollar el trabajo profesional con objeto de poner en práctica los conocimientos teóricos/prácticos adquiridos en su formación",
  • "intervenir en el aula a partir de diseños propios en la medida que las posibilidades reales lo permitan"
  • o "adquirir competencias profesionales propias del docente: conocimientos, destrezas o habilidades y actitudes", entre otros.