Un gol de Leon Goretzka en el minuto 83 le dio un sufrido empate a Alemania (2-2) ante una heroica Hungría, lo que clasifica al conjunto Joachim Löw para los octavos de final de la Eurocopa, en los que se encontrará con Inglaterra en un duelo tremendo e histórico.

Durante muchos minutos del encuentro, disputado en el Allianz Arena, estuvo la selección germana k.o., eliminada. Sorprendida por el fulgor de los magiares rozó la tragedia.