Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viejos oficios: Minia Banet, bordadora

Fotogramas con hilo y tela

La labor de Minia Banet desde su estudio Variopinto en Santiago tiene premios. Esta joven artesana realiza bordados tradicionales sobre fotografías estampadas que tienen cada vez más demanda dentro y fuera de Galicia

8

Minia Banet en su estudio de Santiago. Xoán Álvarez

La de Variopinto Studio con Minia Banet al frente fue una de las candidaturas presentes en la final de los XIV Premios Nacionales de Artesanía de 2021 en la categoría premio Emprendimiento. Con estos galardones se busca reconocer a aquellas empresas artesanas que, conservando la esencia de oficio tradicional, destacan por la creatividad, responsabilidad medioambiental o capacidad de innovación. Todo eso y más es lo que hace Minia en su estudio compostelano, combinando la fotografía con el bordado para dar lugar a piezas singulares de decoración y accesorios que han llamado la atención de numerosas firmas.

Todo empezó en 2017. Minia estudió fotografía y durante varios años se dedicó exclusivamente a ello pero sentía que su pasión por la artesanía, por hacer algo con sus manos seguía muy presente. Y el bordado fue la especialidad que más le atrapó.

Lo que empezó casi como un hobby sería poco después, puntada a puntada, una iniciativa empresarial llamada Variopinto Studio construida con sus propias manos porque Minia no ha parado de bordar y de combinar sus dos pasiones. Hoy comercializa sus productos en tiendas físicas y online de España y de otras partes del mundo, y no dejan de llegarle encargos para que “cosa” las imágenes que le envían.

Xoán Álvarez Minia con una de sus piezas.

El cine, que es otra de sus aficiones, tiene una relevancia especial en su tarea. Es otra de las facetas con las que Minia ha alcanzado notoriedad: los fotogramas bordados de películas de ayer, de hoy y de siempre –con iconos como Ingrid Bergman, Bette Davis o E.T.–, y también de fotografías antiguas que ella encuentra en su proceso de búsqueda o que le envían.

El talento de Minia ha llamado la atención de marcas de ropa, de revistas de moda y ha sido reconocido con diversos premios. En 2019 consiguió la beca Eloy Gesto de Artesanía de Galicia que la llevará a estudiar a París en la escuela de bordado de alta costura Lesage. Quizás vaya a comienzos de 2023 porque la pandemia impidió que pudiera ir antes. En los últimos tiempos su curriculum siguió creciendo porque en 2020 obtuvo el segundo premio en el VIII Versiona Thyssen organizado por Museo del mismo nombre por su obra “Granjera último modelo”. En 2021 fue finalista en los premios Nacionales de Artesanía y quizás 2022 y los siguientes le sigan deparando reconocimientos.

Esta bordadora contemporánea vive el día a día, que va dibujando entre festones, nudos y vainicas. Imparte cursos tanto presenciales como online –de los que informa en su web studiovariopinto.com– y está contenta porque muchos de los que se inician por primera vez luego continúan con la afición y puede que también como profesión, porque hay falta de artesanos en esta especialidad, muy buscados por las firmas de costura. Su otra pasión es la botánica, que también combina en sus bordados.

 

Compartir el artículo

stats