Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mujer empoderada de los años 30

El fotógrafo José Alemany experimentó con el retrato femenino en gestos, poses y actidudes, influido por las revistas de moda y las estrellas de Hollywood

Fotografías de José Alemany José Alemany

El fotógrafo José Alemany (1895-1951) era por encima de todo un pacifista enemigo de todo tipo de violencias y enfrentamientos bélicos. Esta ideología lo llevó a huir de España en 1915 cuando estaba a punto de ser llamado a filas con destino al norte de África. Formado en un ambiente intelectual (era hijo del escritor Josep Alemany i Borrás) republicano y nacionalista, amigo de Eugenio D’Ors y Francesc Cambó, abandonó Cataluña para instalarse en los Estados Unidos. Estudió Psicología y dio clases de Literatura española en las universidades de Cornell y Siracusa, donde se relacionó con Einstein, Stravinski y Bertrand Russell mientras se adentraba cada vez con mayor dedicación en el mundo de la fotografía gracias a las influencias de Man Ray, Alfred Stieglitz, Rodchenko y Marcel Duchamp. Durante la guerra civil española recorrió los Estados Unidos dando conferencias y buscando apoyos contra el fascismo. En sus viajes a Europa para conocer la fotografía del viejo continente se interesó por la obra de los surrealistas franceses. Tras su matrimonio con Alta Costen residió en San Francisco, Nueva York y finalmente en Pittsburg, entonces uno de los centros más activos de la fotografía norteamericana.

La fotografía de paisajes, naturalezas, estructuras industriales y sobre todo la artística, con especial interés por el surrealismo, ocuparon una parte importante de su obra, que también incluye el retrato, género en el que consiguió una alta calidad. Parte de esos retratos, los dedicados a mujeres realizados entre 1938 y 1939, llegan ahora a la Galería Guillermo de Osma de Madrid. Alemany experimentó con el retrato en gestos, poses y actitudes, influido por las revistas de moda y las estrellas de Hollywood: Marlene Dietrich, Katherine Hepburn, Carole Lombard, Hedy Lamarr y la modelo y también fotógrafa Lee Miller. Titula los retratos con el nombre de sus modelos (Jane Franklin, Peggy Cole, Marcia Miller) o con títulos descriptivos (Horizontal, Reflection), por lo que casi siempre resulta fácil identificarlos. También alude a sus conocimientos literarios y bíblicos, así como mitológicos, para algunos de ellos: Aracne, Ofelia, Judit. En otras ocasiones crea una imagen sugestiva con elementos que combina con maestría, como la manzana que exhibe la protagonista de “Pomona”, resaltando los contrastes lumínicos con un fondo de grises o negros o tocándola con un elemento identificativo, como una mantilla española (Rosa) o un gesto flamenco (Sin título N.44).

Shannon. J. A.

Sin título.

Sin título. J. A.

José Alemany experimentó también con la fotografía para conseguir efectos artísticos inéditos con montajes, veladuras, encuadres, solarizaciones y juegos de luces que podemos ver aplicados a estos retratos femeninos como “Reflection”, donde la mirada de la mujer juega con los reflejos de la ventana a través de la cual contempla un paisaje. Otros retratos recogen sus conocimientos sobre Psicoanálisis y el subconsciente, que aplica a los retratos de mujer desde una óptica feminista. Estas mujeres de Alemany sugieren además múltiples lecturas literarias y psicológicas sobre la condición femenina.

  • TÍTULO: Mujeres LUGAR: Galería Guillermo de Osma Hasta el 27 de Julio

Compartir el artículo

stats