Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viejos oficios: Isabel Neira, torneira

Madera moldeada

Isabel Neira es la única mujer tornera en activo en Galicia. Junto a su hermana Ana regenta Atalanta Madera, cuyas piezas sostenibles y ecológicas cruzan el mundo y han llegado a la Tate Modern. Ella es la séptima generación de una saga de torneiros estradenses

Isabel Neira en su taller de Berres (A Estrada) y sosteniendo las pajitas reutilizables para bebidas hechas de saúco. | Bernabé / Javier Lalín

Probablemente Isabel Neira es la única mujer tornera en activo en Galicia. Junto a su hermana Ana regenta Atalanta Madera ubicado en la localidad estradense de Berres. Y pueden presumir no solo de haberse hecho cargo del taller familiar de larga tradición, sino de haber llevado sus piezas a diferentes partes del mundo.

Hace varios años que participaban en el taller de tendencias London Design Festival, y de ahí lograron hacerse un hueco en el comercio londinense de artesanía Momosam Shop, por donde pasó personal de la Tate Edit, la tienda de decoración para el hogar de la galería de arte moderno y contemporáneo Tate Modern. Esta cadena de casualidades llevó a que una de sus piezas, un cascanueces de fresno con un tornillo en la parte superior para romper cáscaras, luciese en el famoso establecimiento británico.

No son los únicos objetos que se han hecho famosos. Hace dos años los medios se hacían eco de otro proyecto de este taller estradense basado en la sostenibilidad: la creación de pajitas reutilizables hechas con madera de saúco, en lugar de las de plástico. Llevaban tiempo dándole vueltas a la idea; además las hermanas son consumidoras habituales de zumos y batidos de fruta y la utilización de objetos contaminantes no va con su filosofía ni con la de Atalanta Madera. Después de muchas pruebas y estudios encontraron algo que siempre se había utilizado en Galicia. Cuando las ramas nuevas de madera de sabugueiro tienen el centro blando, es el momento ideal para recogerlas y comenzar el proceso de fabricación.

Piezas de madera de Isabel Neira Bernabé | Javier Lalín

Tras una cuidada sucesión de lijado, curado y esterilización se obtienen unas pajitas únicas, reutilizables, ecológicas y con sello gallego, como todo lo que hacen. Porque procuran que los proveedores sean de cercanía, la madera de producción sostenible y disminuyendo los residuos. Parte de la viruta, por ejemplo, que se genera al tornear, se emplea para embalar los productos, lo que redunda en una presentación más original de la pieza y evita el uso de plástico.

Piezas de madera de Isabel Neira Bernabé | Javier Lalín

Antes, otras creaciones de Atalanta Madera ya recorrían el mundo, como en el caso de los cascanueces. Las artesanías de Isabel Neira, séptima generación de una familia de torneiros, conjugan tradición e innovación. Los platos tienen más colorido, desde el azul eléctrico al naranja o el berenjena, y los platos pensados para los más pequeños llevan dibujos de animales en peligro de extinción, en colaboración con Alba Castro.

Piezas de madera de Isabel Neira Bernabé | Javier Lalín

Son algunas de las muchas elaboraciones –siempre sostenibles– de una saga de artesanos que se remonta a principios del siglo XIX. Y aunque Isabel decidió estudiar química, su padre le enseñó el oficio y aprendió a trabajar la madera. Después fue ella y su hermana quienes cogieron el relevo del negocio familiar. Piezas de mobiliario para el hogar y lámparas de madera están entre sus producciones habituales, y el abedul, el haya y el fresno son su principal materia prima.

Piezas de madera de Isabel Neira Bernabé | Javier Lalín

Compartir el artículo

stats