Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tanxugueiras no están solas

Las mujeres irrumpen con fuerza y toman las riendas en la música en gallego actual. Prueba de ello es la proliferación de formaciones femeninas que marcan nuevas tendencias y cosechan éxitos que traspasan fronteras. Aun así, la presencia masculina es mayor en festivales y las profesionales consideran que aún queda mucho camino por recorrer

Eclosión femenina en la música gallega Corina Arranz

“Mujeres fuertes, valientes y empoderadas. Cantareiras de una nueva década”. Así se define el grupo Tanxugueiras, que está protagonizando un auténtico fenómeno en la música gallega actual y se perfila como uno de los candidatos favoritos para representar a España en el próximo festival de Eurovisión.

A la espera de que se celebre entre el 26 y el 29 de enero el Benidorm Fest para saber si sonará el gallego en el eurotelevisivo concurso que se celebrará en Turín en mayo,  su canción, “Terra”, es una de las más votadas por el público en redes sociales.

 Pero Tanxugueiras no están solas en este notable protagonismo de la mujer en la música en gallego moderna que bebe de raíces tradicionales y se mezcla con diversos estilos para entonar himnos que abanderan causas.

Timparrantela

Timparrantela suma los talentos de siete mujeres de procedencias diversas que interpretan música de raíz y de autora. No son un grupo de música tradicional como tal, sino una mezcla de estilos y fuentes en las que “todas aportamos a nosa visión”, comenta Olga Brañas, alma máter del proyecto, compositora, pianista y pandereteira. La música folk sí juega un papel importante en la formación y de ella han bebido la propia Brañas, María Blanco -violín- y Olalla López -saxo-. “Penso que as compañeiras restantes” -Raquel Huete, a la tuba y al bajo, Olalla Rodríguez, al clarinete, Lorena Sotelo, voz, y Marta Figueirido, a la percusión- “se lles espertou o interese e teñen un grande respeto polo sustrato tradicional”, añade Brañas.

Septeto Timparrantela Ana Rodríguez

“Se te quixen foi polos grelos”, su audiolibro editado por Galaxia en 2021, suena a música espontánea con textos llenos de retranca y empoderamiento, crítica y amor, luz y sombras. En sus canciones, el grupo folk dispone de más cancha para la creatividad que si fuese un grupo de música tradicional pura sujeto al aprendizaje oral, “onde a muller sempre foi unha transmisora fundamental” puesto que “a maioría das informantes foron mulleres”.

Si bien Olga Brañas ve el éxito de las formaciones musicales femeninas como un reflejo de lo que sucede en una sociedad en la que la mujer va ocupando “o lugar que lle corresponde”, considera que “na actualidade seguimos vendo unha maioría aplastante de músicos homes nas bandas, e aínda nos queda moito por facer, porque a nosa é unha profesión moi masculinizada. Nós non temos menos habilidade ca eles: é así de simple”. 

A sus colegas de Tanxugueiras les desea suerte en su camino hacia Eurovisión, pese a puntualizar que en ese festival “sempre importou máis o lucerío que a calidade”, salvo triunfos de temas diferentes a los típicos comerciales. “Ainda que non sexamos eurofans, se falamos de levar o noso idioma a Eurovisión cunha peza que se sae do común e da man de compañeiras con tanta forza e valentía... A favor!”, expresa Brañas.

As Lembranzas

Las hermanas Tilve componen " As lembranzas" Ana Rodríguez

A Merchi y Vanessa Tilve Rivas, cantantes y compositoras que integran el dúo As Lembranzas no les sorprende el éxito de Tanxugueiras, pues “ a nosa música tradicional é raza, forza e terra, un legado ancestral da cultura celta que move unha enorme enerxía no directo, como puidemos comprobar nas nosas xiras que a pesares de que o público non sexa galegofalante vólcase e mimetízase coa nosa identidade”. Recién llegadas de una gira por Bélgica y Suiza de presentación de su primer disco, “Gaela”, disponible en las plataformas digitales y donde mezclan ritmos tradicionales con músicas del mundo, las hermanas Tilve expresan: “Xa é hora de que o mundo descubra que España non é só flamenco, somos unha terra pluricultural e é unha honra ser galegas. Tanxugueiras a Eurovisión!”.

Como hijas de la emigración, este dúo de Meis siente la música tradicional como parte de sus raíces desde su infancia, ya que “ó estar fora da terra, a morriña fai que valores a lingua e a tradición”.

A lo largo de los años y ya en Galicia, ambas fueron creando sus propias piezas, recogidas en el mencionado trabajo discográfico con el que tienen pendientes actuaciones en Holanda y Alemania, aplazadas por el Covid. Sus influencias les llegaron de grupos como Fuxan os ventos, Xocaloma, Berrogüetto o Ana Kiro. “E doutros grupos máis actuais xa que as compoñentes do grupo somos de dúas xeracións diferentes”, comentan en alusión a que en las actuaciones le acompaña como percusionista la hija de Merchi. El dúo abandera como una de sus principales peculiaridades la polifonía, pues ambas integrantes son tituladas en música y “gozamos moito de potenciar o noso instrumento: a voz”, explican.

Lulavai

La Escola de Música Tradicional, ETRAD fue el lugar donde se conocieron en 2005 Lorena Reinaldo, Paula Oanes, Josefa Fernández y Elena Paz, integrantes desde el 2008 del cuarteto femenino Lulavai, donde arpas celtas y voces se funden para interpretar con un sonido dulce y original temas tradicionales gallegos y de composición propia.

Integrantes del cuarteto de arpas Lulavai.

“Xa de novas sentimos curiosidade pola música folc e tradicional. Participamos en distintas formacións con amigos que compartían o noso gusto por este tipo de música. Viñamos dunha formación clásica, máis académica, e enseguida atrapounos este xeito de tocar en grupo de forma máis divertida e informal”, explican sus componentes, exintegrantes de la orquesta folk Son de Seu, dirigida por el arpista Rodrigo Romaní. Con esa formación tuvieron la ocasión de compartir buenas experiencias, viajes y conciertos. Y también profundizaron en su amistad e inquietudes comunes, las cuales les llevaron a la necesidad de crear su propia música y composiciones.

La presencia cada vez mayor de las mujeres en la música gallega tradicional “simplemente ven a normalizar unha realidade que xa non debería sorprender dende o triunfo das primeiras gaiteiras (como Susana Seivane ou Cristina Pato, entre outras”, tal y como comentan las Lulavai. “Seguramente a nosa tradición relacionaba máis á muller co baile, co canto e co acompañamento de pandeireta e outras percusións”, reflexionan.

La proyección que está teniendo Tanxugueiras a nivel nacional e internacional supone, para las integrantes de Lulavai, “un agasallo para todos os artistas galegos, xa que esperta un interese por coñecer a nosa música tradicional e seguramente por descubrir outros grupos da nosa terra. Mulleres que abren camiños!”.

Tremelique

Las Pandereiteiras Tremelique de O Rosal llevan desde 2015 transmitiendo parte del legado musical de tradición oral de Galicia interpretando piezas cantadas con acompañamiento de percusión en las que mezclan lo tradicional con lo actual, dando un estilo personal a su repertorio. Cuatro de las integrantes de este sexteto ya estaban arraigadas a la música clásica desde niñas y habían pasado por diferente agrupaciones musicales, incluso tres había aprendido a tocar la gaita gallega. Tras finalizar sus estudios de educación musical y formarse en canto tradicional y pandereta, una de sus componentes, Berta Castro, comenzó a dar clases en diferentes asociaciones de Tomiño, Vigo y A Guarda. Fue en esta última localidad donde conoció a las otras cinco integrantes del grupo (Tania, Rebeca, Miriam, Elena y Lorena), que pasaron de ser alumnas a compañeras de un proyecto musical común.

Pandereiteiras de Temelique Ana Rodríguez

Los factores que influyeron para que Tremelique saliera adelante fueron “la ilusión, el amor y gusto por lo que estábamos iniciando y el empeño puesto”, dicen. Sus referentes eran las asociaciones, grupos y, sobre todo, los recopiladores que “con sus magníficos trabajos de campo ayudaron a que la motivación siguiera en pie”, explican. Y el papel actual de los grupos femeninos es, para ellas, fundamental para poner en valor el papel de la mujer a lo largo de la historia”. “Gracias a ellas la música tradicional llegó viva hasta nuestros días y es ahora cuando nosotras tenemos que tomar el testigo recopilando y transmitiendo ese maravilloso patrimonio de tradición oral que nos han dejado nuestras abuelas, bisabuelas, etc.”.

Acerca de la proyección actual de Tanxugueiras y su candidatura a representar a España en Eurovisión, las integrantes de Tremelique lo consideran “algo enorme” por la labor de divulgación de “nuestros idiomas, raíces y música más allá de Galicia”, así como una “señal de que se están haciendo las cosas bien por recuperar, transmitir y poner en valor la tradición musical de Galicia”. “Hasta ahora la mayoría de las canciones que se identifican con España tienen aires del Sur, y ya era hora de mostrar al mundo otros modelos de la gran variedad musical de nuestro país”.

Caamaño&Ameixeiras

Sabela Caamaño (acordeón cromático) y Antía Ameixeiras (violín y voz) forman desde 2018 el dúo ligado a la música y baile de raíz Caamaño&Ameixeiras. que acaban de editar su disco “Aire”. Ligadas a la música tradicional desde su infancia formándose en asociaciones culturales de música y baile tradicionales - “Nuestro país está lleno de ellas y creemos que son importantísimas, ya que hacen un increíble trabajo de conexión desde la infancia a nuestra música, cada vez de manera más inclusiva y rompiendo los roles de género”, apuntan-, ambas nacieron en familias muy melómanas y crecieron escuchando en su casas Berrogüetto, Luar na Lubre, Fía na Roca... “Siempre disfrutamos de la música folk, no sólo como disciplina artística, sino también como refugio, como tribu y como manera de compartir música y alegría con amigas y amigos”, explican.

Sabela Caamaño (acordeón cromático) y Antía Ameixeiras (violín y voz)

Sabela Caamaño (acordeón cromático) y Antía Ameixeiras (violín y voz)

La conexión musical y personal entre ambas traspasa el escenario en sus conciertos. También son factores de su éxito “la enorme inversión de tiempo y amor que le ponemos”, así como lo fue A Central Folque, donde estudió Antía y en cuyos bailes que organizaba en Santiago se conocieron ambas integrantes del dúo. “Las escuelas  tradicionales son importantísimas para mantener viva nuestra música porque te hacen conectar con la parte más social y vivencial de la música, que es lo más bonito”, comentan.

Respecto a la cada vez más notable irrupción de mujeres en el panorama musical gallego, Caamaño y Ameixeiras comentan: “Ya era hora, pues la música tradicional, sobre todo la de pandereteiras, siempre estuvo intrínsecamente ligada a las mujeres”. “Cada vez tenemos más referentes de mujeres liderando proyectos musicales y esto es esencial para seguir avanzando”, sostienen. Aun así “se siguen viendo muchos festivales en los que el 100% de los artistas que se suben al escenario son hombres, así que queda mucho camino por recorrer”.

Adufeiras de Salitre

Adufeiras de Salitre son un combo heterogéneo de mujeres procedentes de grupos musicales vinculados al contexto tradicional y/o folk y colaboradoras en el tejido asociativo gallego como docentes de canto y percusión de mano.

Sus caminos se encontraron en las aulas que Xabier Díaz impartió en varios puntos de Galicia y, como resultado de las sinergias surgidas apareció su primer disco, “The tambourine man”.

Xabier Díaz e as Adufeiras do salitre Tony Hernández

“Formamos parte dunha longa nómina de artistas que, cadaquén co seu gran de area, contribúe á progresiva normalización da música tradicional. Nese sentido, pensamos que o traballo previo doutras formacións abriu camiño para que grupos como o noso puidesen ter o seu espazo. Desde a humildade, agardamos ter contribuído nesa tarefa colectiva”, afirman.

  • XABIER DÍAZ: “Os artistas somos un activo para a normalización da lingua”

Respecto al protagonismo de formaciones femeninas en el panorama musical gallego expresan: “É unha realidade obxectiva que non pode entenderse o canto e a percusión tradicional sen ter en conta a súa relación coas mulleres. Foron elas as que, maioritariamente, gardaron na súa memoria non só as melodías e os ritmos senón tamén unha enorme riqueza poética asociada aos seus cantos. Cabería entón preguntarnos cales foron os motivos que fixeron que ese relativo éxito de solistas ou formacións non se tivese producido antes. Queremos pensar que a sensibilización social coas desigualdades de xénero tamén está a ter o seu impacto na profesionalización da música tradicional”.

Integrantes de Adufeiras do salitre Tony Hernández

A banda da loba

Cinco mujeres con trayectorias musicales individuales se unieron en 2017 para formar A Banda da Loba, un grupo que hace “música caleidoscópica, liberada de corsés estilísticos, que bebe de diferentes augas e evoluciona por diferentes camiños en cada canción” y que de tener que etiquetarse en algún estilo sería en el pop, tal y como sostienen ellas mismas. 

Varias de sus integrantes bebieron de la música tradicional desde niñas y otras, pese a no estar vinculadas directamente, son consumidoras de folk desde siempre. “Como galegas que somos recollemos certos ritmos e características da nosa cultura popular”, explica Xiana Lastra, vocalista.

A Banda da Loba en concierto Jose Luis Álvarez

Su aparición en un momento en que no había formaciones femeninas que hicieran música de ese estilo llamó la atención en un principio y contribuyó al éxito de l proyecto. “Despois pensamos que inflúe que non hai moitas bandas en Galicia que fagan o que nós, un tipo de música vencellada totalmente á poesía e ao compromiso social, cultural e lingüístico baixo melodías “pegañentas” que fan as mensaxes dixeribles sen ser realmente letras doadas as nosas”.

Partiendo de la base de que las grandes figuras de la música tradicional siempre fueron las mujeres, Xiana Lastra afirma que “na actualidade temos a sorte de ter grandes figuras que continúan ese legado e tamén que o renovan e o traen aos nosos días, o que fai que chegue a un maior número de xente”.

La repercusión que está teniendo la aventura en el camino hacia Eurovisión de Tanxugueiras es, para la voz de A Banda da Loba,” incrible e moi positivo a moitos niveis, ademais de que nos alegramos moito por elas porque lles temos moito agarimo e admiración”. “É a primeira vez que o galego e a nosa cultura están presentes nese certame e deste xeito conséguese que a música que se fai en Galicia e na nosa lingua deixe de ser unha completa descoñecida fóra das nosas fronteiras. Non contamos cunha industria cultural potente nin con apoio institucional que permita que, utilizando o galego e fóra dos circuítos da música de raíz, consigamos saír de Galicia coa nosa música se non é de xeito totalmente autoxestionado e perdendo cartos. O que está pasando con Tanxugueiras marca un antes e un despois do que agardamos se tome nota e dalgún xeito axude a que desapareza ese teito de cristal que non somos quen de superar. Como elas ben din, non debería haber fronteiras por temas lingüísticos nin culturais”, expresa.

Compartir el artículo

stats