Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

salud&placer

Fiestas Eróticas (y 2)

@a2c_ilustracions

¡Hola, placeres!

En la última entrega os daba algunas sugerencias para erotizar estas fiestas navideñas; para tomaros un tiempo para vosotros estas Navidades, alimentar vuestra imaginación y fomentar una vida sexual alejada de rutinas y pereza. Y, ya que estamos, ¿qué os parece comenzar el año con unas cuantas propuestas de regalos y de autoregalos placenteros?

Os propongo tres ideas para este próximo año redondito 2022. Mis ideas son para todos los gustos y bolsillos; no obstante, no olvidéis que lo más importante para reavivar cualquier vida sexual es ponerle más imaginación y ganas que tarjeta de crédito. Allá vamos:

Lubricantes comestibles:

Una idea estándar con la que siempre aciertas y que tiene mil y una utilidades; la principal es la de facilitar la penetración vaginal y anal, ya sea con vibradores, dedo, pene, etc.

El hecho de que sea comestible es sugerente para la práctica del sexo oral. Por supuesto, es un regalito unisex y diverso, y tienes este tipo de productos de buena calidad desde 6 a 7 €. En general, el 99 % de los lubricantes son de base agua, pero eso no significa que sean de origen natural: si tienes la piel muy sensible o propensa a alergias, busca una marca que incluya la palabra orgánico, bio, componentes naturales, etc.

Si el uso que le vas a dar al lubricante es exclusivamente para penetración anal, lo ideal es que busques un lubricante de silicona; el motivo es que son más duraderos y no tienen una absorción tan rápida como los de agua. Puedes dejar los lubricantes de sabores para sexo oral o vaginal, juguetes eróticos, introducción de bolas chinas o juegos sensuales, disfrutando del aroma y del sabor de estos.

En cuanto a los sabores, la variedad es sorprendente. Por un lado, tenemos a los clásicos: fresas, melocotón, sandía, menta, cereza, chocolate… Pero el mercado de la juguetería erótica no para de innovar y apuesta por nuevos sabores como galleta, nube de caramelo, cannabis, fresas con champán… Hasta aquí, todo muy dulce, pero para los y las saladas, ¡tenéis alguna marca que ofrece sabor bacon!

Por último, además de los lubricantes de sabores, algunas marcas ofrecen sensaciones, básicamente de frío o calor, aunque también se puede denominar hormigueo. La sensación que se produce al contacto con los genitales tiene que ver con el cambio de temperatura de la zona. Si dudas en cuál elegir, déjate guiar por tus gustos, aunque ten en cuenta que puede depender de lo que te apetezca en el día o en el momento.

Estimulador de viaje:

Un miniestimulador siempre es una buena idea, porque no te da pereza llevarlo a cualquier parte. Algunos modelos miden menos de 10 cm; para que os hagáis una idea, son del tamaño de una barra de labios. Existen muchos tipos y precios que oscilan entre los 6 y los 100 €; estos tan caros se debe a que los hay decorados con piedras brillantes o al prestigio que tenga la marca, más que a que le añadan funciones interesantes. Los más populares son las balas vibradoras, que tienen (obviamente) forma de bala, un poco más afinadas en la punta, y en la parte de abajo disponen de botones o ruletas para cambiar la intensidad de la vibración o ritmo. Algunas disponen de más de 30 ritmos diferentes para adaptarse a todos los gustos y entre los que puedes ir cambiando. Otro tipo de estimulador pequeñito es el famoso succionador de clítoris; ahora hay una versión en miniatura con todas las funciones del grande. Además, por si no quieres invertir mucho dinero, tienes la opción de one night stand (rollo de una noche): se trata de un succionador de usar y tirar que tiene una pila integrada y que a los 90 minutos de uso te dice bye, bye; la ventaja es que los puedes encontrar desde 7 €.

Dados:

Los dados eróticos son otra opción económica (oscila entre los 2 y los 15 €) que puede favorecer un momento erótico y divertido en estas vacaciones. Quería incluir en esta propuesta algún elemento que no fuera genital, apelando a la variedad y diversidad de nuestras prácticas sexuales: recuerda, cuanto más variado, más placentero.

Los dados son sencillos, pero dan mucho mucho juego. Normalmente, en uno de los dados aparece escrita o dibujada una parte del cuerpo (cuello, orejas, nalgas, labios) y en el otro dado una acción (masajear, besar, chupar, succionar). Otros proponen diferentes posturas o lugares donde pasar a la acción (cocina, coche, sofá…). Hay paquetes que incluyen tres dados y mezclan todas las opciones anteriores, ¡e incluso los hay que brillan en la oscuridad! A veces es muy emocionante dejarse llevar por el azar, hacer apuestas o incluso trampas con ellos...

¡Queridas y queridos placeres, espero que os hayan gustado estas propuestas! Os deseamos un 2022 lleno de Salud&Placer y os esperamos en www.saludplacer.com para recibir vuestras aportaciones y consultas.

Compartir el artículo

stats