Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

salud&placer

Masters&Johnson: el sexo y la investigación

@a2c ilustracions

Hablar de Masters y Johnson es hablar de investigación en sexualidad. Podríamos decir que son el padre y madre de sexología, pioneros en un área de la investigación que hasta ese momento (hablamos de los años 50) era prácticamente nula.

¿Pero quiénes son Masters y Johnson?

William y Virginia, profesionales de la investigación científica responsables del estudio sobre sexualidad más conocido en el mundo: “Respuesta Sexual Humana”. No vamos a decir que antes de este estudio no había otros super interesantes, como el “Informe Kinsey” o los estudios de Ellis, pero nuestros protagonistas investigaron las respuestas fisiológicas que presentaban las personas durante las relaciones sexuales, ya fueran en pareja o durante la masturbación, lo registraron todo de forma experimental y precisa. Supongo que no sería nada fácil hacer este tipo de experimentos en una sociedad tan conservadora como la americana en aquella época y se ha especulado mucho sobre el tema, incluso existe una serie de televisión con sus tres temporadas llamada “Masters of sex” que explica (con un poquito de dramatización, todo sea dicho) las investigaciones y aventuras de estas dos personas tan enigmáticas y seductoras a todos los niveles.

A nivel teórico y para los estudios futuros, nos dejaron una teoría sobre las respuestas sexuales que tenemos los seres humanos. La teoría de la “Respuesta Sexual” es lineal y consta de una primera etapa de “Excitación”, en la que nos podemos encontrar respuestas variopintas como el llamado rubor sexual, que son zonas del cuerpo (no siempre genitales) que se nos ponen de color rojo cuando sentimos excitación sexual; en esta etapa, además, aumentamos nuestra frecuencia cardiaca, respiratoria, presión arterial, tono muscular etc. y podemos notar erección en los pezones, clítoris o pene entre otras cosas. La segunda etapa de esta respuesta sexual es la “Meseta”, que, para entendernos, equivale a una excitación pero multiplicada por dos (o con suerte por cuatro). Continuamos con el de sobra conocido, y a veces sobrevalorado, “Orgasmo”; con duración de segundos, es una descarga de toda esa energía acumulada en las fases anteriores, digamos que es como un estornudo que libera y te deja a gusto. Por último, Masters y Johnson cerraron estas fases con la “Resolución”, donde todo de alguna manera vuelve a su lugar pre-excitación. A partir de estas investigaciones otros sexólogos y sexólogas ampliaron el conocimiento sobre nuestra fisiología y psicología en la función sexual.

Uno de los hitos de Masters y Johnson fue su segundo trabajo: “Incompatibilidad sexual humana”. En esta obra, explicaban las disfunciones y problemas sexuales más comunes con un abanico de técnicas que se usan a día de hoy. En sus propuestas de intervención para la mejora de la vida sexual ya se incluía la educación sexual, conocimiento de los genitales, en concreto del clítoris en mujeres y hombres; el inicio de cualquier terapia se va a basar en resolver todo este tipo de dudas y ofrecer la máxima información posible. Una de sus dinámicas estrella es la llamada “focalización sensorial y genital”, una técnica que nos ayuda a hacer conscientes todas las sensaciones que aparecen cuando nos estamos tocando, o cuando nos tocan, o a veces simplemente cuando pensamos en una zona de nuestro cuerpo o traemos a la mente una fantasía; es importante registrar todas esas sensaciones y evaluar qué emociones disparan, son muy variadas y van desde el más absoluto placer hasta la más horrible y limitante ansiedad. A partir de ahí, la técnica de Masters y Johnson se basa en la comunicación sexual, en pareja y también con nuestro diálogo interno sobre el sexo. Entrenarnos en reducir la ansiedad por anticiparnos a lo que va a pasar y a cómo vamos a rendir, y centrarnos en nuestro disfrute y relajación.

Gracias a estas teorías hoy en día muchas personas han visto aliviados sus problemas relacionados con el sexo, así que hoy el homenaje es para Virginia y William: Gracias Maestra y Maestro!!!

En verano la salud sexual no descansa, así que para cualquier duda te escuchamos en nuestra web: www.saludplacer.com.

Compartir el artículo

stats