Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un camino de cine xacobeo en 50 títulos

Pilar Falcón, autora del libro que recopila las películas sobre el Camino.

Pilar Falcón, autora del libro que recopila las películas sobre el Camino. FARO

Si los romanos convirtieron en máxima aquella según la cual todos los caminos conducen a Roma fue porque aún no existía el de Santiago. Un Camino que, de todos modos, no es exclusivo porque aparece en diversas y alejadas culturas hacia diferentes santuarios alentado por el espíritu religioso y que entraña un mundo, el del peregrinaje, que ofrece múltiples posibilidades desde el punto de vista argumental, no solo en la literatura sino en la música o en el cine. Ya se sabe: paisaje, arte, historia, y, sobre todo, un sinfín de relaciones humanas y sociales cuajadas de generosidad y trascendencia, tantas como peregrinos y poblaciones lo jalonan. Y en cine, la etiqueta “Cine jacobeo” no está vacía de contenido sino sustentada por una nutrida filmografía que surge a principios del siglo XX con documentales en blanco y negro  ( “Peregrinaciones compostelanas”, producido por el Arzobispado de Santiago), que resurge con el franquismo con más fuerza gracias al auge del género religioso y de reafirmación de valores del nacionalcatolicismo, y que se multiplica desde los 90 sobre todo en el ámbito de la ficción tras la reanimación del Camino.

Será por sensibilidad cultural, por el aburrimiento en el pandémico encierro, por ganar dinero o por acumular indulgencias al divulgar el poder convocatorio del Señor Santiago, que al fin y al cabo trabajaba para el Ser Supremo, pero el caso es que la periodista gallega Pilar Falcón acaba de presentar Un camino de cine xacobeo, que es una recopilación de las películas que este trayecto apostólico ha dado a la gran pantalla. Desde esas primeras producciones documentales de los albores del siglo XX que ya citamos, con originales extraviados y recuperados, hasta este siglo XXI en que podemos hallar recién estrenada una serie de 8 capítulos, “Tres caminos”, en la plataforma Amazon Prime. En medio, películas de coproducción hispano-estadounidense como The Way, protagonizada por Martin Sheen, la española O apóstolo (Fernando Cortizo, 2010), la primera producción europea de animación ‘stop-motion’ en 3D, producciones como Camino de Santiago, con Anthony Quinn y Charlton Heston (1999) o El valle de las Espadas, con Espartaco Santoni.

Unas 50 películas ha reseñado nuestra periodista avecindada en Madrid, cada una con sus ficha técnica, lo cual es de aplaudir teniendo en cuenta que existía una deficitaria documentación sobre la materia desde que hace 11 años hizo una primera recopilación el crítico de cine Ramón Herrero, que ella ha enriquecido, redondeado y actualizado. Hay que decir, de todos modos, que una de las constantes del cine jacobeo, como una maldición, es que no funciona bien en taquilla. A lo mejor es, como dice ella, porque no hemos tenido algún productor norteamericano que esté dispuesto a levantar una superproducción, fuera James Cameron, Steven Spielberg o, sin llegar a tanto, un director como Woody Allen.

Lo que uno no suponía es que, en su rica trayectoria literaria, hasta el mismísimo Otero Pedrayo, que yo visité en su casa de Ourense con Víctor Freixanes poco antes de su muerte, tiene en su haber literario un guion que le encargaron desde la productora Suevia Films del vigués Cesáreo González para el Año Santo de 1954 sobre las peregrinaciones a Santiago, que nunca llegó a filmarse por su complicada realización. En fin, buen trabajo el de Pilar, cuyo último capítulo, “Miradas fotográficas”, enriquece el libro con textos de expertos de la literatura o el audiovisual como Mónica Casuso, Xisela Franco, Norberto López, Diego Moldes, Padre Paco, Ángel Peláez, Mamen Quintas, Estíbaliz Veiga y Darío Villanueva. ¡Buen camino, Pilar!

Compartir el artículo

stats