Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Los dispositivos implantados en el cuerpo ayudarán a prevenir”

El ingeniero de telecomunicaciones Pablo Fernández Medina desarrolla tecnologías médicas en la empresa Cambridge Consultants

El ingeniero vigués Pablo Fernández, en Cambridge FdV

El futuro fascinante que la película “El chip prodigioso” adelantó a la generación EGB ya es nuestro presente. Aunque todavía no sea posible recorrer el interior de un cuerpo humano a bordo de una nave miniaturizada, marcapasos o implantes cocleares, entre otros avances, han salvado y mejorado la vida de millones de personas.

El siguiente paso es conectarlos con otros dispositivos en el exterior mediante tecnología inalámbrica. El ingeniero vigués Pablo Fernández Medina desarrolla algunas de las tecnologías médicas que están por venir en Cambridge Consultants, una de las empresas líderes mundiales en su sector y que emplea un equipo de más de 900 ingenieros, diseñadores, científicos y consultores en diferentes países.

“Los dispositivos implantados en el cuerpo humano van a crecer en los próximos años y ya no se utilizarán solo para curar, sino para prevenir. En el futuro, se crearán ecosistemas con dispositivos para medir diferentes parámetros biológicos que, en caso de advertir algún problema, se conectarán con el médico”, explica.

Actualmente, Pablo participa en proyectos para la compañía Medtronic relacionados con dispositivos que miden de forma continua el nivel de azúcar en personas con diabetes y ordenan a un segundo aparato que inyecte insulina si es necesario. Y además se conectan con el móvil. “Mi trabajo consiste en lograr que todos se enlacen entre sí y que no se pierda la señal desde la antena al chip. He participado en patentes y ya estamos con la siguiente versión para que sean más pequeños y funcionen mejor. Algo totalmente contradictorio en mi campo”, apunta sobre las dificultades de su día a día.

“los dispositivos implantados EN EL CUERPO ayudarán a prevenir”

Otro de los clientes de Cambridge Consultants, que nació en 1960 para poner el conocimiento de la prestigiosa universidad al servicio de la industria, es la estadounidense Axionics: ”Desarrollamos implantes para la parte baja de la espalda que estimulan la evacuación de orina en pacientes con problemas. Y se conectan con otro dispositivo que tendría el médico para regular la intensidad de esa señal eléctrica. También trabajo mucho en inhaladores que se conectan al móvil para empresas como AstraZeneca”.

“Es un campo muy interesante y complejo. Los dispositivos deben cumplir una estricta regulación sanitaria y además la extracción de una onda electromagnética desde dentro de una persona es complejo porque el cuerpo absorbe una gran parte. Nosotros somos expertos en este problema y somos capaces de aplicar a ese rango de comunicación tan pequeño un campo magnético de frecuencias muy bajas”, apunta.

“El mayor reto”, añade, “es obtener una medición precisa, porque no se trata de un reloj de frecuencia cardiaca o cualquier otro wearable, sino que el dispositivo ofrece una estimación vital sobre la que hay que estar muy seguros. Y aquí el feedbak con los médicos es muy importante”.

Aunque su labor es “muy de ingeniería, de resolver problemas”, Pablo reconoce que trabajar en tecnologías médicas es motivador: “Yo no trato con los pacientes ni con los médicos, pero sí tienes la sensación de estar ayudando a la gente. Formé parte de un proyecto para estimular con señales eléctricas el cerebro dañado de personas que perdían la habilidad de caminar. Y cuando vimos un vídeo de una mujer que volvía a hacerlo fue muy reconfortante. En mis trabajos anteriores, ayudaba a que los clientes tuviesen un servicio de internet mejor, por ejemplo, pero esto es diferente”.

"Puedes tener conocimientos técnicos pero en el día a día te relacionas con personas y la filosofía te ayuda a vivir mejor"

decoration
Pablo Fernández Medina, en una cámara anecoica

Pablo Fernández Medina, en una cámara anecoica FdV

Pablo nació en Barcelona en 1988 pero se estableció con su familia en Vigo a muy corta edad y estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en As Lagoas-Marcosende Y el último año se fue a la Universidad Tecnológica de Dinamarca, donde desarrolló un proyecto fin de carrera en colaboración con la empresa GN Resound vinculado al diseño de antenas para audífonos.

"Ahí empezó todo, inicié una carrera profesional que me ayudó a llegar adonde estoy ahora”

decoration

Después de año y medio aceptó una oferta en Austria para realizar un doctorado Marie Curie a caballo entre la Universidad de Linz y la empresa Agilent Technologies sobre caracterización de nanomateriales. Pero no le acabó de convencer:

“Me encantaba Dinamarca, su cultura y la forma de ser de al gente, son muy directos y no se estresan en el trabajo. Pero era más joven y la presión de tener trabajo me llevó a aceptar la oferta”.

decoration

Así que después de un año decidió trasladarse a Cambridge para empezar a trabajar con CSR, empresa que fue adquirida poco después por la estadounidense Qualcomm Technologies, uno de los líderes mundiales en desarrollo de chips y 5G. Su trabajo allí dio lugar a una patente de una nueva antena para auriculares inalámbricos.

Su siguiente empleo en TTP constituyó su primer contacto con la consultoría y pasó de proyectos relacionados con antenas muy pequeñas a combinar varias de mayor tamaño para mejorar las comunicaciones por satélite con grandes clientes como Inmarsat, la mayor proveedora de Reino Unido. Y, después de un año, le llegaba la oferta de Cambridge Consultants, donde trabaja desde enero de 2019.

Pablo no tiene explicación para la caída de vocaciones por las carreras tecnológicas, aunque señala la utilidad de iniciativas como el programa Technology ScholarShip de su empresa. Está dirigido a estudiantes antes de que entren en la universidad: “Cuando yo empecé la carrera no tenía ni idea de lo que era la ingeniería. Gracias a este proyecto trabajan durante un año con nosotros para conocer cómo es el sector y llevan a cabo proyectos. Un compañero y yo estamos tutorizando un sistema de detección de postura”.

Él sí ha debido inspirar a su hermano pequeño, que sigue sus pasos en la misma escuela del campus vigués.

”Mi padre es de A Coruña y yo viví el Súper Dépor, así que iba a los entrenamientos en el Colegio Hogar con su camiseta. Pero a él no fui capaz de convencerlo y es del Celta”

decoration

El fútbol y la actividad física siempre han estado muy presentes en su vida, de hecho, Pablo es entrenador personal de fitness y se está preparando para competir en un medio ironman en 2022.

Y también las humanidades enriquecen su vida y ha fundado con unos amigos el club Cambridge Stoics. “Compartimos la filosofía estoica pero aplicada a temas modernos. Puedes tener conocimientos técnicos pero en el día a día te relacionas con personas. Y también hice un curso de coaching en la universidad. Te enseña habilidades para manejar equipos y situaciones. Y la filosofía te ayuda a vivir mejor”.

Compartir el artículo

stats