Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El narval: la leyenda del unicornio

Especie desconocida y con características sorprendentes, Isabel I de Inglaterra guardaba un colmillo de este cetáceo odontoceto al que tenía como una de sus posesiones más estimadas

Ejemplar de narval, una especie "casi amenzada"

Ejemplar de narval, una especie "casi amenzada" FdV

Se cree que el mito del unicornio puede tener su origen en el colmillo del narval. En la Edad Media se empleó su colmillo para curar la epilepsia, fortalecer el corazón y mitigar ciertos venenos. Como la mayoría de los cuernos o vegetales y animales alargados, se empleaba y emplea, cómo no, para solucionar los problemas de impotencia sexual masculina… La reina Isabel I de Inglaterra tenía un colmillo de narval como una de sus posesiones mas estimadas. Por todas estas razones y alguna que se me escapa, hemos cazado narvales para comerciar con su colmillo desde hace siglos. ¿Cuál es realmente la función de este intrigante cuerno?

El narval (Monodon monoceros) es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Monodontidae que habita los mares del Ártico y el norte del Océano Atlántico. Es el único integrante del género Monodon y una de las dos especies de la familia junto a la beluga (Delphinapterus leucas).

Los machos de esta especie se caracterizan por presentar un colmillo muy largo y retorcido de manera helicoidal que puede llegar a medir dos metros y pesar hasta diez kilogramos. En el Museo Rocsen en Tanti, provincia de Córdoba en la República Argentina, poseen un colmillo de 2,7 metros que según dice el fundador Juan Bouchon “es el más grande del mundo”.

El narval se distribuye principalmente en aguas de la región ártica del norte de Canadá, los mares del lado ruso del océano Ártico y al norte del océano Atlántico. Habita principalmente en torno a los bloques de hielo que se forman durante los inviernos prolongados del Ártico, migrando a las bahías y fiordos circumpolares durante el verano. Se cree que la población mundial es de algo más de 75. 000 ejemplares.

En 2008 fue catalogado en la Lista Roja de la UICN como especie casi amenazada, debido a que se mantiene una caza significativa, controlada, por parte del pueblo inuit en Canadá y Groenlandia (Dinamarca), los cuales se benefician con su carne, grasa y el comercio del colmillo.

¿Y la función del colmillo o cuerno del unicornio marino?

Sobe ella, se ha dicho de todo, desde que lo usan de brocheta para ensartar peces hasta que se trata de un reclamo sexual.

Investigadores alemanes colocaron hidrófonos en once lugares estratégicos de Groelandia y registraron los sonidos de estos animales a una profundidad de entre 3 y ocho metros

En un trabajo se afirma que “este colmillo es un sensor utilizado para estudiar parámetros del agua como la salinidad o la temperatura”. Esta teoría se sostiene por varios motivos. Por un lado, al contrario de lo que ocurre con otras piezas dentales, el colmillo no está recubierto de esmalte, por lo que el agua penetra directamente en él, avanzando por una especie de túbulos hasta su base, donde se excitan las terminaciones nerviosas de la pulpa dental, que enviarán al cerebro una serie de señales sobre las características del agua que se ha filtrado hasta ellas.

Además, se ha comprobado que cuando se modifican levemente las características del agua en la que se encuentra el animal, su ritmo cardíaco varía notablemente, posiblemente por la percepción de estos cambios a través del colmillo.

Hay otra característica de esta especie que llama la atención. Los narvales pasan el invierno medio aislados en la bahía de Baffin, hasta que el hielo les permite emigrar a nuevas aguas. Investigadores alemanes colocaron hidrófonos en 11 lugares estratégicos de Groenlandia y registraron los sonidos de estos animales a una profundidad de entre 3 y 18 metros. Los datos recogidos revelan que las llamadas de ecolocalización de los narvales son las más direccionales de la naturaleza y que sus clics se estrechan probablemente para evitar el rebote sobre la superficie helada del mar. ”

Desde luego el narval es una especie poco conocida y con características sorprendentes. Esperemos que siga existiendo muchos años.

Compartir el artículo

stats