Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parajes

Camino de la molienda

El Eco Parque Costa da Égoa está formado por catorce molinos en torno al río Abelleira a través de una ruta de interés natural e histórico. De sus muelas salía la harina del famoso pan de Carral

Entorno del río Abellereira

Entorno del río Abellereira @Grancalili-fervenzasdegalicia

Situado en la comarca de As Mariñas y a 17 kilómetros de A Coruña, Carral mantiene los paisajes verdes que le proporcionan los cursos de sus ríos y dan fertilidad a sus tierras. Célebre por su pan, la abundancia de muiños en el municipio da testimonio de la importancia que tuvieron estos ingenios hidráulicos para moler el grano y convertirlo en harina. Al contrario de lo que dice el refrán, agua pasada sí mueve molino, como puede verse en el Eco Parque Costa da Égoa, rodeado de un mágico entorno de piedra y vegetación.

Interior de un molino de Costa da Égoa dentro del Eco @turismo.dacoruna.gal

El conjunto está formado por catorce molinos de agua y una pequeña central hidroeléctrica, pertenecientes al siglo XVIII, al lado del río Abelleira. Se pueden realizar varias rutas de diferentes kilómetros, llenas de hermosos caminos y bonitas vistas del valle. Varios de los ingenios están situados en cascada, restaurados y cuentan con señalización y paneles explicativos, en una senda fácilmente transitable.

Una de las opciones para conocer la riqueza del entorno es realizar el Roteiro Mariñán (PRG 101 Costa da Égoa), de aproximadamente doce kilómetros de longitud, que ofrece varias alternativas. Una de ellas parte de la iglesia de Santo Estevo de Paleo, con un original retablo de estilo rococó, y recorre el Monte Xalo a través del antiguo Camino de Santiago hasta alcanzar el núcleo rural de Chamoso. En el trayecto aparecen los pazos de Esperante y Vilasuso.

Powered by Wikiloc

Desde Chamoso se puede continuar hacia Batán o en dirección a O Rubieiro, ambas alternativas a través de un paisaje de gran belleza. También existe un batán –el nombre lo dice– cuyos gruesos mazos tupían las mantas de antaño.

Además de pazos, en Carral existen notables ejemplares de arquitectura religiosa, como es el caso de la iglesia de Santiago de Sumio, mandada construir por los señores de Vilasuso en 1776. Conserva el escudo de los hidalgos y un retablo barroco en el interior. Reseñables son igualmente los cruceiros de Paleo y de Sumio y testimonios castreños como los de As Travesas. De las sucesivas excavaciones de este asentamiento del siglo IV antes de Cristo se ha recogido numeroso material, parte del cual puede verse en la colección visitable expuesta en la Casa da Cultura.

El concello de Carral tiene cuatro alturas principales: el Monte Xalo; San Bartolomé, en las Travesas; el Monte do Castro de Ameas, y el Mirador de Lale-Rubieiro. Todas ofrecen unas magníficas panorámicas del municipio y su valle, cruzado por ríos como el Barcés.

Iglesia-capilla de San Pedro de Rubieiro turismo.gal

Espacio protegido: Cecebre

El embalse de Cecebre-Abegondo ocupa 270 hectáreas por los concellos de Cambre, Carral, Betanzos, Bergondo y Abegondo. Es un paraje natural de entorno privilegiado en el que habitan numerosas especies de animales y plantas.

Refugio del camino: San Pedro

Muy cerca de la ruta señalizada de Costa da Égoa se sitúa la ermita de San Pedro de Rubieiro, de planta rectangular y una sola nave. En la Edad Media servía de lugar de acogida y refugio de los peregrinos que iban a Santiago por el Camiño Vello.

Sabor de la tierra: pan y empanada

Carral es conocido por la calidad de su pan, de miga esponjosa y corteza crujiente, con fiesta propia lo mismo que la empanada, otra estrella de la gastronomía. Con masas elaboradas de igual forma que los panes, el relleno lleva lo mejor del mar y de la tierra.

Capilla de San Pedro

Compartir el artículo

stats