Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramón Marcote y el Colón gallego

Ramón Marcote y el Colón gallego

Ramón Marcote y el Colón gallego

Recibo de Eduardo Esteban Meruéndano, presidente de la Asociación Cristóbal Colón Gallego, noticia de la existencia de un paisano que, si no olvidado, sí que muy poco conocido por estas latitudes o, desde luego, menos conocido de lo que mereciere. Se llamaba Ramón Marcote Miñarzo, había nacido en Fisterra en 1880 y, en 1898, emigró a Cuba, en donde se convirtió en el bibliotecario de Centro Gallego de La Habana, cargo que desempeñó durante más de 50 años ininterumpidamente. Desde esta señera institución de la emigración gallega, Marcote se erigió en uno de los más acérrimos partidarios de la cuna gallega del descubridor de América, siguiendo los fundamentos proclamados a finales del siglo XIX por Celso García de la Riega (Pontevedra, 1844-1914), artifice y pionero de esta tesis.

Continuador de los movimientos "Pro Verdadera Cuna de Colón", surgidos en torno a 1912, Ramón Marcote fundó en La Habana el Comité Pro-Colón Español, que sería el germen de futuros comités por toda Hispanoamérica, Estados Unidos y España.

Su labor llamó la atención de, entre otros, Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Osorio, que ya conocía y mostraba inclinación por el origen gallego de Colón, y que procedió a convocar un concurso sobre la verdadera nacionalidad del navegante, valiéndose de sus publicaciones, el diario Abc y su suplemento cultural Blanco y Negro. El concurso se falló en 1928 mas ¡ay! con una gran polémica, pero una conclusión clara: el Cristóbal Colón descubridor no podía ser genovés.

La controvertida cuestión de la patria de Colón se zanjó, cuenta nuestro informador, con la intervención del gobierno de España ante la Real Academia de la Historia y otros organismos, al convertirse en una verdadera "cuestión de Estado" ante los intereses del gobierno italiano que, desde 1893, era el poseedor de los beneficios que aportaba su figura, gracias a la discutida "Raccolta", un documento con el que Italia pretendía demostrar el origen genovés, ante el cuarto centenario del descubrimiento.

En 1929, y con sede en Sevilla, se celebró la Exposición Iberoamericana, que fue inaugurada el 9 de mayo de ese año y clausurada el 21 de junio de 1930. Su objetivo principal era "dar muestra del hermanamiento entre España, Hispanoamérica, Estados Unidos, Portugal y Brasil", y en su transcurso fue premiada una obra del bibliotecario del Centro Gallego de La Habana titulada "Contra España No. (Mito No y Sí Realidad)", una defensa a ultranza de la cuna galaica de Colón, y más que probable culminación de una colección de artículos publicados en 1920 en la revista Galicia, en La Habana, agrupados después en un libro que llevó por título "Colón pontevedrés". Ese mismo año fue elegido presidente de la Asociación Pro Colón Gallego, antecesora de la que hoy preside Esteban Meruéndano, que se está empleando a fondo para que el tema de la galleguidad de Descubridor sea puesto a debate en el II Congreso sobre la Exposición Iberoamericana que se celebrará en Sevilla entre los días 9 y 13 de mayo del próximo año 2020. Ramón Marcote falleció el 6 de julio de 1955 en la capital cubana.

Compartir el artículo

stats