Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El peor enemigo de Sir Francis

La mayoría de los historiadores avalan la intervención Diego Sarmiento en defensa de Vigo y A Coruña en 1589

Diego Sarmiento de Acuña, primer conde de Gondomar.

Diego Sarmiento de Acuña, primer conde de Gondomar.

Diego Sarmiento de Acuña no solo fue uno de los héroes de la liberación de Baiona en 1895, sino que también tuvo una influencia decisiva en la derrota del corsario inglés cuando éste intentó tomar A Coruña y Vigo en el verano de 1589.

Así lo avalan la mayoría de los historiadores, entre ellos el mismísimo Javier Sánchez Cantón que, en la biografía del primer conde de Gondomar, escribe: "Después del sitio de la Coruña en 1589, intervino en la organización de la defensa de las costas gallegas y portuguesas, entablando entonces relaciones con varios naturales de Portugal, que le proporcionaron durante muchos años informes fidedignos".

De todas formas, las mayores cualidades de don Diego no eran las militares, sino las diplomáticas. Así, el historiador Fernando Bartololomé Benito lo define como "el Maquiavelo español", por las astutas habilidades que sin duda asimiló durante su largo período como embajador de Corona en Londres, en cuya corte entabló estrechas relaciones con una serie de nobles partidarios la alianza inglesa con España en lugar de la de Francia, es decir, exactamente la facción contraria en la que se alineaba Francis Drake.

El caso es que, estuviese o no pesente en Galicia en aquellas fechas de junio de 1589, don Diego era el español que mejor conocía tanto al temible corsario como a quienes le apoyaban, y por eso mismo tal vez fuese su peor enemigo.

Compartir el artículo

stats