Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

30 años conectad@s

La revolución digital que ha cambiado Galicia: ocho de cada diez hogares gallegos están hoy en día conectados a Internet y casi el 63% de los jóvenes realiza compras 'on line'

Fernando Suárez, presidente del Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia. | Xoán älvarez

Fernando Suárez, presidente del Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia. | Xoán älvarez

11 de noviembre de 1988. Departamento de Física de Partículas de la Universidad de Santiago (USC). Carlos Pajares, catedrático de Física Teórica y entonces rector de la Universidad, acompaña al profesor Juan Antonio Garzón y escribe en el ordenador del departamento "¿Me recibes?". Le responde con un escueto "Sí" Alfonso Vázquez Ramallo desde el laboratorio europeo de física de partículas del CERN en Ginebra. "Me dejó cortado -recuerda Pajares-; pensé que iba a escribir algo más pero me contestó simplemente con un 'sí'. Y es que en el departamento estaban varios periodistas para presenciar aquel acontecimiento". Era el primer "correo electrónico" que se enviaba desde Galicia, la primera comunicación a través de la Red, cuando ni siquiera existía Internet tal y como la conocemos hoy en día.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado en el mundo de la comunicación digital. Más del 82% de los hogares gallegos tienen contratado hoy Internet, red a la que cada año se suma un mayor porcentaje de mayores de 65 años. En Galicia hay en la actualidad más de 3.400 empresas del sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que dan trabajo a 22.000 personas. El teléfono móvil realiza hoy en día con suma facilidad tareas que hace 30 años ni se podía imaginar la mente más imaginativa.

Para Fernando Suárez, presidente del Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia (CPEIG), el balance de estos últimos 30 años es muy positivo. "En tres décadas -comenta- el mundo ha cambiado a una velocidad sin precedentes en la historia. La sociedad ha cambiado de la mano de los avances tecnológicos. Cambió la forma de hacer negocios, la forma en que consumimos, la forma en que nos relacionamos€ Ha habido cambios profundos en tan solo tres décadas". En su opinión, la sociedad ha asimilado bastante bien estos grandes cambios, "porque el avance tecnológico ha ido de la mano del avance social; aunque queda mucho por hacer, el cambio ha sido muy positivo para todos".

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que el 82,6% de los hogares gallegos tienen contratado Internet, con un incremento del 4,8% con respecto a 2017, superior al aumento registrado en el conjunto del Estado, que fue del 3,6%.

Fernando Suárez señala que los avances tecnológicos han ido llegando a la sociedad gallega "a distintas velocidades, dependiendo de la edad y de la situación geográfica, pero la penetración de la banda ancha está siendo bastante buena, también en el rural. Donde más cuesta no es tanto en temas de infraestructura sino de capacitación, porque en el rural predomina la gente mayor, que habitualmente carece de conocimientos en informática". De todas formas, los últimos datos del INE constatan también un aumento en el uso de la Red entre personas de 65 a 74 años, más de un 8,6% con respecto al año anterior. Además, las nuevas aplicaciones (whatsapp, skype) son más intuitivas y están facilitando las comunicaciones a través de la Red también en el rural.

Entre los más jóvenes, el acceso a Internet en Galicia es prácticamente del cien por cien. Según un reciente estudio del Observatorio da Sociedade da Información e a Modernización de Galicia (Osimga), el 97,5% de hogares gallegos con niños en edad escolar (3 a 16 años) tienen acceso a Internet, con un incremento del 3,9% respecto a 2017. Nueve de cada diez jóvenes de entre 16 y 34 años utilizan la Red a diario. Las nuevas tecnologías están cambiando también los hábitos de compra de los gallegos. Así lo ponen de manifiesto los citados informes. El estudio del INE constata que el 40,4% de la población gallega compró a través de Internet en los últimos tres meses, lo que supone un aumento del 25,9% respecto al año anterior. Entre los jóvenes de 16 a 24 años, el porcentaje de compras on line se eleva al 62,7%, superando en 8 puntos la media estatal.

"Las nuevas tecnologías -comenta el presidente del CPEIG- facilitan nuestro día a día. Echando la visa atrás en estos últimos 30 años, en la última década hay que destacar la revolución que han supuesto los teléfonos inteligentes que llevamos en nuestros bolsillos. Queda mucho por hacer, pero creo que la parte más difícil ya está hecha".

Entre los hitos del desarrollo de la informática en Galicia en los últimos 30 años, Fernando Suárez destaca la creación, el 15 de diciembre de 2007, del Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática que él preside, así como las aportaciones del Centro de Supercomputación de Galicia (Cesga), "toda una apuesta de futuro", o la creación del dominio .gal, "que ha contribuido a difundir en la Red la cultura y el idioma gallego". Destaca también la puesta en marcha de la Axencia para la Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), constituida en diciembre de 2011, y la creación de las tres escuelas y facultades de informática (FIC, ESEI y ETSE).

Excelentes profesionales

El desarrollo de la informática en Galicia está ligado a la investigación universitaria. También una gran parte de las empresas tecnológicas nacidas en la comunidad tienen su origen en la Universidad. "Las tres universidades gallegas forman a titulados en Informática que gozan de un gran prestigio, tanto en el sector empresarial gallego, como en el nacional o en el internacional", refiere Fernando Suárez.

Como efecto "negativo" de esa excelente preparación, muchos de esos informáticos trabajan fuera de Galicia. "Por desgracia somos exportadores de conocimiento, de mano de obra muy cualificada, porque nuestros profesionales son muy valorados en el ámbito internacional. Quizás nos falta apostar más por retener ese talento para que Galicia tenga más peso en el ámbito internacional", añade el máximo responsable del CPEIG.

Hasta tal punto alcanza el éxodo de profesionales gallegos del sector que las empresas de la comunidad tienen dificultades para cubrir sus necesidades laborales. Se calcula que hacen falta unos 1.000 titulados más para hacer frente a los nuevos proyectos.

También las empresas tecnológicas gallegas gozan de prestigio internacional. No sólo trabajan en países de Sudamérica, sino también en otros más competitivos como Reino Unido, Francia o Alemania. "El sector tecnológico gallego es pujante -apunta Fernando Suárez-, con grandes empresas como Altia, que el año próximo cumple 25 años, Bahía Software o Plexus".

Considera "muy positivo" que una buena parte de las empresas tecnológicas gallegas hayan salido de la investigación que se lleva a cabo en las universidades, lo que contribuye a "romper la brecha que existe entre la Universidad y la empresa". Unas empresas que facilitan el acceso casi inmediato al mercado laboral de los titulados universitarios. En opinión de Fernando Suárez, uno de los retos de la Universidad es adaptarse a las necesidades del mercado de un sector que evoluciona cada vez más rápido.

Compartir el artículo

stats