Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una máquina de competición

La nueva Kawasaki Ninja ZX-10RR también es apta para uso urbano

La llave de encendido, adornada con el logotipo "RR", le da otro toque de buen gusto al diseño. // FDV

De la ya formidable Ninja ZX-10R se ha creado una nueva variación que pone a disposición del público unas prestaciones casi equivalentes a las del modelo Kawasaki campeón de superbikes. La nueva Ninja ZX-10RR, diseñada para ganar las carreras de nivel nacional, ha sido desprovista de todos los componentes innecesarios con el fin de acelerar los tiempos de vuelta. Además, también es apta para uso urbano. La Ninja ZX-10RR es aproximadamente 1-2 segundos más rápida que el modelo de serie, según han demostrado las habilidosas manos de los pilotos de pruebas de Kawasaki en su circuito de pruebas Autopolis.

Los cambios introducidos, motivados por los conocimientos adquiridos por Kawasaki en el Campeonato Mundial de Superbikes, ofrecen unas prestaciones mejoradas y una mejor fiabilidad que han permitido convertir la Ninja ZX-10RR en toda una máquina de competición. La culata se ha adaptado a las levas de mayor altura, que forman parte del kit de competición.

Los taqués, en cuya modificación se han aplicado los conocimientos adquiridos por Kawasaki en el Campeonato Mundial de Superbikes, incorporan un revestimiento de carbono tipo diamante DLC, que aumenta el periodo de rodaje del motor a medio y largo plazo, reduce las pérdidas mecánicas y aumenta las prestaciones. Todo ello para conseguir un motor puesto a punto para competir; es decir, para ofrecer las más altas prestaciones.

El cigüeñal reforzado y de alta rigidez ofrece la fiabilidad y las prestaciones que exige un motor puesto a punto para competir. Los pasajes que conectan los cilindros son más estrechos y el grosor de las paredes se ha aumentado en esta zona.

Las llantas multidireccionales de 7 radios hechas de aluminio forjado, desarrolladas en colaboración con Marchesini, potencian la maniobrabilidad más ligera del modelo. Ofrecen un equilibrio perfecto entre alta rigidez y un momento de inercia especialmente reducido. El acabado en mecanizado aumenta aún más la imagen de alta calidad del modelo.

Los nuevos reglajes de la suspensión trasera y frontal se han revisado para adaptarse a sus nuevas llantas, los nuevos neumáticos y su configuración de asiento único, con lo cual se permite una transferencia suave de la carga durante la aceleración y deceleración en circuito. La inclinación se mantiene en un nivel fácil de controlar que se traduce en un comportamiento estable. Junto con los nuevos neumáticos Pirelli, los reglajes de la suspensión contribuyen a mejorar los tiempos de vuelta.

Con la prioridad puesta en otorgar a la motocicleta prestaciones de competición, la Ninja ZX-10RR se ha diseñado como un modelo con un único asiento.

Compartir el artículo

stats