Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los suplementos de FARO

ESTELACien años del colegio de los Jesuitas en Vigo

Cerca de 20.000 gallegos se han formado en el colegio Apóstol Santiago desde que hace cien años abrió sus puertas en Vigo

Entrada al colegio en la actualidad.

Entrada al colegio en la actualidad.

Empresarios, escritores, políticos, artistas, científicos, militares, deportistas, sacerdotes, médicos? Destacados profesionales de los distintos ámbitos de la sociedad gallega se formaron en las aulas del colegio Apóstol Santiago de Vigo, buque insignia de los jesuitas en Galicia que cumple ahora cien años de vida.

A lo largo de este siglo estudiaron en el colegio de Bellavista escritores como Camilo José Cela, que recuerda aquellos años en algunos de sus libros autobiográficos, o periodistas como Cuco Cerecedo; pero también políticos como Farruco Sesto Novas, exministro de Cultura de Venezuela, el exalcalde de Vigo Ventura Pérez Mariño o el exvicepresidente de la Xunta Anxo Quintana. Sin olvidar nombres de artistas como Juan Oliveira o de científicos, como la astrofísica de la NASA Begoña Vila Costas. La lista sería interminable, pues de los casi 20.000 alumnos que han pasado por el colegio muchos han ocupado importantes puestos en la sociedad. Uno de los profesores, José Luis Martín Vigil, ambientó en el colegio su novela "La vida sale al encuentro".

El colegio Apóstol Santiago llegó a Vigo en septiembre de 1916, con el P. Pedro Basterra como rector, y el día 10 de diciembre se presentaba a la sociedad viguesa en un brillante acto público. Atrás quedaban 41 años de estancia en Camposancos, donde el colegio de los jesuitas se había consolidado después de una primera etapa en el pazo de Ancéis de A Coruña, donde había sido fundado en 1872. Sin tiempo ni dinero para construir un edificio, los jesuitas alquilaron en Vigo un caserón que había sido fábrica de harinas, "La Molinera", situado en la calle García Barbón, casi frente a la Casa del Pueblo. Tras unas rápidas obras de adaptación del inmueble, las clases comenzaron a principios de octubre con 141 alumnos, 37 de ellos externos. Entre sacerdotes, maestrillos y hermanos, en total eran 29 los jesuitas que lo atendían.

Casi al mismo tiempo buscaron un solar adecuado para el nuevo colegio. En Teis encontraron la finca de Bellavista, que pertenecía al senador marqués de Elduayen y que disponía de un chalé y 5 hectáreas de terrenos. La adquirieron por 400.000 pesetas gracias a un préstamo que les ofreció el obispo Eijo Garay y a un aval de doña Josefa Tenreiro Montenegro, IV Condesa de Vigo.

En el curso 1917-1918, por falta de espacio, los alumnos de Bachillerato se ubicaron en "La Molinera", y los de Preparatorias en el chalé de Bellavista. Pasaron bastantes años hasta que los jesuitas, con el P. Basterra a la cabeza, consiguieron los recursos necesarios para construir el primer edificio del colegio.

En 1923 se incorporan los primeros profesores seglares. Entre los alumnos de ese año en preparatoria se encontraba Camilo José Cela, que estuvo en el colegio Apóstol hasta 1925. "En el colegio de Bella Vista me trataban con mucha consideración y me pasaba casi todo el tiempo paseando por el campo y mirando para el mar", recordaba años más tarde el escritor. Cuenta el Premio Nobel una anécdota que, según él, fue el motivo de su salida del centro educativo: "Del colegio de los jesuitas me echaron porque una mañana les solté los cerdos de la granja, que salieron despavoridos y se echaron al monte como si fueran cabras. El espectáculo de los jesuitas con las sotanas remangadas, corriendo detrás de los cerdos que huían como almas en pena, no era nada sosegador aunque quizá si aleccionador".

En 1928 se inauguraron los nuevos edificios del colegio en Bellavista, trasladándose allí toda la comunidad de jesuitas y los 241 alumnos que entonces tenía el centro. En las aulas de las nuevas instalaciones, con el paréntesis de la Guerra Civil, se formarían con el paso de los años varias generaciones de gallegos. Pero los comienzos no fueron fáciles, pues apenas cuatro años más tarde de la inauguración del edificio, en 1932, se publica el decreto de disolución de la Compañía de Jesús y la nacionalización de sus bienes. Los jesuitas abandonan el colegio el 3 de febrero; allí se instalará el Instituto de Enseñanza Media de Vigo. Para poder acabar el curso, los jesuitas acogidos por muchas familias de la ciudad durante cinco meses, trasladan clandestinamente la actividad docente a la calle Areal, a un edificio alquilado que llamarían Academia Labor.

Aquellos años los vivió en primera persona Federico Trillo-Figueroa y Vázquez, padre del que fuera ministro y presidente del Congreso. Había llegado al colegio en 1930 y fue testigo de "la llegada de la República y la disolución de la Compañía de Jesús en 1932". El momento en que el entonces rector, P. Pedro Abad, entregó las llaves del colegio al gobernador civil, recordaría años más tarde, "fue un acto totalmente luctuoso y lleno de protestas por parte de los alumnos".

La ruta de los balnearios

Trillo-Figueroa fue uno de los alumnos que al curso siguiente se trasladaron a la localidad portuguesa de Entre-os-Ríos; allí estuvo tres años estudiando Bachillerato. De esa etapa tenía un recuerdo imborrable, porque "el sitio era encantador y realizaba muchísimas excursiones".

En 1935 el colegio se trasladó al balneario de Curía, cerca de Coímbra, donde estaba también el de los jesuitas de Valladolid. Aunque la estancia allí solo duró un año, fue muy fructífera, pues se puso en marcha un nuevo sistema pedagógico que rompía con los métodos tradicionales. En 1936 el colegio vuelve a España y se ubica en el balneario de Mondariz (Gran Hotel) durante todo el período de la Guerra Civil. Allí estudió, por ejemplo, Gonzalo Fernández de la Mora, ministro de Obras Públicas en los años 70.

Al concluir la Guerra Civil, el colegio regresa a Bellavista. En aquel momento eran 530 los alumnos y 45 los educadores. Ramón Villot y Villot, ex director general de Radiotelevisión de Galicia, evocaba hace unos años su paso por el colegio entre 1943 y 1950, y Bellavista como "el paraíso perdido al que intento regresar cada vez que me encuentro con algún compañero de la época". Recordaba, por ejemplo, "el estanque de los patos y los partidos de fútbol con pelota de goma pagada a escote".

También estudió en Bellavista en los años 40 Jesús Freire Pichín. El constructor naval vigués tenía entre sus compañeros de colegio a José Manuel Romay Beccaría, con el paso del tiempo ministro con Aznar. "Entré en los jesuitas de Vigo -contaba Freire a FARO- en Ínfima, con el padre Colina, en esos años 40 en que aún estaba muy reciente la utilización del colegio como hospital que acogió, entre otros, a combatientes moros que venían con Franco".

Otro empresario, José Antonio Quiroga y Piñeyro, que fue presidente de Fenosa y del Banco Pastor, terminó el bachillerato en 1948 "después de haber pasado en el Colegio de Bellavista siete años fantásticos que fueron la base firme de una formación integral". Cita asimismo un hecho curioso: "Recuerdo al Padre Rivas, físico, que puso en marcha la primera radio de galena que se oyó en España, dedicado a la cría de gallinas y cerditos en lo que se podía llamar la granja del Colegio".

Anxo Quintana, exvicepresidente de la Xunta y ex alcalde de Allariz por el BNG, estudió en Bellavista entre 1964 y 1976. Entre sus recuerdo, el autobús "Leyland" que le llevaba desde el Calvario hasta el colegio. Durante su estancia "puden ver a desaparición do antiguo ´chalet´ donde recibín as miñas primeiras clases, a construcción das novas aulas xunto ó campo de fútbol e a sustitución das árbores do muro de Sanjurjo Badía por edificios de vivendas". Siendo vicepresidente de la Xunta, Quintana inauguró el curso lectivo en el colegio en 2008.

En 1972 se suprime el internado y deja de ser masculino con la llegada de las primeras alumnas. Poco más tarde el colegio alcanza la cifra de 2.000 alumnos. Uno de ellos era Alberto Comesaña, que estudió en Bellavista entre 1968 y 1974. Los recuerdos del músico vigués son abundantes, entre ellos "mi primer y único suspenso en Religión el primer año por no aprenderme de memoria el catecismo", "la cafetería del Hermano Bailón y las máquinas de bollos", los partidos de fútbol o "las conchas de berberechos que cierto día de invierno unos camiones descargaban en los campos de tierra y que aplastábamos hasta convertirlo en arenilla".

Tras varios años de gestiones, en 1980 el colegio pasa de privado a concertado en la mayoría de sus cursos, consiguiendo así hacer realidad uno de los puntos básicos de su ideario: estar al alcance de todo tipo de alumnos, sin discriminaciones sociales o económicas.

Algunos antiguos alumnos

  • Escritores y periodistas: Camilo José Cela, Cuco Cerecedo, Gonzalo Fernández de la Mora.
  • Políticos: Romay Beccaría, Farruco Sesto, Anxo Quintana, Rafael Puente.
  • Alcaldes: Antonio Ramilo, Joaquín Gª Picher, Ventura Pérez Mariño, Javier Cobián.
  • Empresarios: Jesús Freire, José A. Quiroga Piñeyro.
  • Médicos: Genaro Borrás, Yago Nieto Regueira.
  • Artistas: Juan Oliveira, Álex Vázquez.
  • Músicos: Suso Vaamonde, Alberto Comesaña.
  • Científicos: Begoña Vila Costas, Manuel Vázquez Abeledo.

Cronología del colegio Apóstol Santiago en Vigo

  • 1916. El colegio se traslada de Camposancos a Vigo, al edificio de La Molinera, en la calle García Barbón. La ciudad tenía 50.000 habitantes. Ese mismo año los jesuitas adquieren la finca Bellavista, en Teis, por 400.000 pesetas. La condesa de Vigo, Josefa Tenreiro Montenegro, avala el coste de la operación.
  • 1920. Nace la revista "O Noso Lar". Con altibajos en su historia, es la publicación escolar más antigua de Galicia.Asamblea constituyente de la Asociación de Antiguos Alumnos.
  • 1926. Se coloca la primera piedra del edificio del colegio en Bellavista. Asiste el alcalde de Vigo, don Gregorio Espino.
  • 1928. Inauguración del nuevo edificio del colegio en Bellavista. En el colegio hay 241 alumnos, la mitad residentes en Vigo.
  • 1932. Se publica el decreto de disolución de la Compañía de Jesús y la nacionalización de sus bienes. Se abandona el colegio el 3 de febrero. Allí se traslada el Instituto de Enseñanza Media de Vigo.Traslado a Portugal. Se inicia el nuevo curso en el balneario de Entre-os-Ríos, a 38 km de Oporto. Allí estarán durante tres cursos.
  • 1935. Nuevo traslado del colegio al balneario de Curía, cerca de Coimbra (Portugal). Allí también estaba el colegio de jesuitas de Valladolid, San José.
  • 1936. El colegio vuelve a España y se ubica en el balneario de Mondariz (Gran Hotel) durante todo el período de la Guerra Civil. El colegio de Bellavista fue convertido en Hospital Militar hasta el final de la contienda.
  • 1940-41. Regreso progresivo de los alumnos a Bellavista. El colegio cuenta con 530 alumnos y 45 educadores jesuitas.
  • 1948. Se adquieren dos autobuses Ford para hacer el servicio de externos que constituyen toda una novedad en la ciudad.
  • 1951. Se coloca la primera piedra de la nueva capilla (futura iglesia actual). Se remodela la entrada del colegio y se construye en profundidad el jardín ovaloide, que imita al de Curía (Portugal).
  • 1954. Se inaugura la gran capilla (iglesia) del colegio.
  • 1967. Tras descartar el traslado del colegio al nuevo barrio de Coia, se amplían las instalaciones en Bellavista con dos nuevos pabellones.
  • 1969. Nace la Asociación de Padres de Familia, más tarde denominada ANPA.
  • 1970. La iglesia-capilla del colegio se convierte en sede de la nueva parroquia de San Francisco Javier.
  • 1972-73. Nace el Curso de Orientación Universitaria (COU). Por falta de espacio, se ubica en dos pisos de la residencia jesuítica de Velázquez Moreno 9. Por primera vez en la historia del colegio, la mujer se incorpora a sus aulas. De los 129 alumnos de COU, 58 eran chicas.Último curso con internado tras un siglo de existencia.
  • 1978-79. Primeras estudiantes chicas en el Bachillerato (BUP).
  • 1987. Puesta en marcha del pabellón polideportivo cubierto.
  • 1993-94. Deja de existir el cargo de rector de la Compañía en el colegio, función que asumía un jesuita, y se cede la dirección del centro a un seglar profesor: Fernando López Paz.
  • 1994-95. Por primera vez se admiten alumnas en educación Primaria.
  • 1997-98. El ayuntamiento de Vigo concede al colegio la Medalla de Oro de la ciudad de Vigo.
  • 2009-10. María Alonso se convierte en la primera mujer directora del colegio Apóstol Santiago, cargo que ostentó hasta el año 2015.

Compartir el artículo

stats