Vuelta al cole

Trucos para ayudar a estudiar a los más pequeños

Es importante que cojan unos hábitos de estudio para evitar que el curso se les haga cuesta arriba

08-09-2015Meneame
Hay que enseñar a los niños técnicas de estudio eficaces.
Hay que enseñar a los niños técnicas de estudio eficaces. . Getty Images .

REDACCIÓN España es el primer país de la Unión Europea (UE) en abandono escolar. Según datos de Eurostat, la oficina europea de estadística, el porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que dejan de forma prematura el sistema educativo es del 21,9%, el doble de la media europea (11,1%).

Las técnicas de estudio son una herramienta eficaz para luchar contra esta tasa tan elevada de abandono escolar y conviene inculcárselas lo más rápido posible. Y es que no se trata de estudiar más, sino de estudiar mejor. Cuanto antes cojan unos hábitos o una rutina, afrontarán con mayor confianza el largo curso escolar. Siguiendo los trucos y consejos que te proponemos a continuación, los más pequeños aprenderán a estudiar mejor y obtendrán unos resultados óptimos.

1-Crear un espacio adecuado para el estudio. Debe ser un rincón de la casa tranquilo, ordenado, silencioso, con una temperatura agradable, bien iluminado y con una silla cómoda y una mesa en la que el niño tenga a mano todos los materiales necesarios. Muy importante: tiene que estar despejado de televisores, móviles y otros elementos de distracción.

2- Planificación. Hay que ayudarles a organizarse. En Internet hay muchas herramientas para que planifiquen las horas de estudio, como Google Calendar. Entre 7 y 12 años, lo recomendable es que, entre semana, dediquen una o dos horas al día a los libros. Entre 13 y 18 deben aumentar una hora el tiempo de estudio.

3- Concentración. Es la clave para que el tiempo de estudio resulte productivo. Para ello es fundamental comer y dormir bien. Móviles, tabletas, videojuegos o la tele deben quedar al margen para evitar que se distraigan. Es una buena idea distribuir el tiempo de estudio en periodos de 40 ó 50 minutos.

4- Desarrollar técnicas de aprendizaje eficaces. Como decíamos anteriormente, no es tan importante hincar los codos horas y horas como sacar el máximo rendimiento al tiempo que dediquemos al estudio. Hay que desarrollar unas técnicas de trabajo que vayan con la personalidad del niño. Enséñale a subrayar lo importante (ayuda a sintetizar ideas) y a hacer esquemas y resúmenes de lo explicado en clase (facilitan la compresión y la memorización, y le será de utilidad en los exámenes para expresar lo aprendido).

5- Ejercita su memoria. Hay una serie de trucos y técnicas para que le ayudarán a memorizar mejor. Lo fundamental es que comprenda lo que trata de memorizar. Asimismo, la repetición de los conceptos facilita la memorización. Subrayar con diferentes colores los términos importantes y elaborar resúmenes, esquemas, fichas o mapas conceptuales también facilita esta tarea.

6- Explícale cómo enfrentarse a un examen. Llega el momento de demostrar que el niño ha asimilado a la perfección todo lo estudiado. Recuérdale que no se debe dejar todo para el día antes de la prueba. Horas antes del examen conviene repasar lo aprendido, una buena idea es hacerlo mediante los mencionados esquemas y resúmenes. Que lea bien todas las preguntas, con calma, y que responda primero a las que considere más fáciles. Si tiene dudas, que pregunte al profesor.

Noticias relacionadas

Consulta el calendario escolar 201/2016

Prevenir el acoso escolar

El primer día de cole

Extraescolares ¿Cómo elegir la mejor opción?