El sector naval se hace fuerte en Galicia y Marín protagoniza la remontada

» Los datos oficiales dan señales de recuperación » Repunta la contratación de trabajadores especializados
El astillero ubicado en la Ría de Pontevedra se muestra muy activo y ha reforzado la diversificación de su negocio

21-09-2019Meneame

G. SANTOS [MARÍN] El sector naval gallego se recupera. Quedan muchas heridas que cerrar tras una crisis con doble recesión y el duro golpe del tax lease. También hay que recordar que hubo bajas dolorosas. En Marín nadie puede olvidar el traumático cierre de Factoría Naval y empresas auxiliares. Pero algunos balances empiezan a mostrar signos de recuperación.
Por lo menos así lo corroboran los datos oficiales de Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar), la patronal europea Sea Europe o la Dirección General de Industria.
Y_sobre todo, las buenas noticias recaen sobre la ría de Pontevedra y la de Vigo. Los astilleros de la zona acumularon pedidos añ principio de este ciclo anual que representan más del 50% del volumen general del naval del Estado. La horquilla entre los astilleros de las rías de Vigo y Pontevedra no era tan grande respecto a los del resto de autonomías desde diciembre de 2009. Cuando la crisis del tax lease solo era un mal sueño. El peso de la contratación en Galicia ha crecido en veinte puntos en los últimos doce meses.
Nodosa fue el astillero más activo con cuatro nuevos contratos, con los que ha reforzado la diversificación en su negocio. A los dos arrastreros congeladores encargados por Pescapuerta (el Falcon, de 75 metros) y Rampesca (gemelo del Monteferro, de casi 64 metros) sumó dos portacontenedores de 38 metros para Royal Arctic Line. Con este pedido la atarazana alcanzó su pico histórico de pedidos y de trabajadores, al contar con 700 personas en sus instalaciones (400 en plantilla).
Carga de trabajo
Con este panorama de crecimiento que alimenta las ilusiones, el astillero Nodosa, con sede en el Puerto de Marín, afronta en estos momentos y de forma simultánea la construcción de seis buques de pesca. Son embarcaciones de distintos tamaños y con destino a diferentes países, según explicaron en su día los responsables de la empresa.
Evidentemente, se trata de un pilar fundamental de la red de empresas que funcionan en el recinto portuario y un motor que impulsa la creación detrabajo de calidad en la comarca.

La potencia de uno de los astillleros más importantes
Con una superficie marítimo terrestre de más de 40.000 metros cuadrados, Nodosa cuenta actualmente, tras la absorción de otro astillero vecino, con seis vías de varada, una de ellas convertible en dique seco, de hasta 150 metros, cuatro muelles de armamento y diversas naves. Los directivos suelen explicar en sus actos representativos que en ellas se llevan a cabo todos los trabajos relacionados con las distintas fases de la construcción, botadura y entrega de buques. También realizan tareas relacionadas con la transformación, modernización, reparación y mantenimiento naval.
Nodosa cuenta en total con casi 100.000 metros cuadrados de superficie total distribuidos en varios centros. Los principales son el astillero, donde se realiza la construcción, armamento y mantenimiento de buques en general. Para la elaboración y conformado de bloques existen además varias naves en el Puerto de Marín. Cuenta además con la oficina técnica, donde se alojan las oficinas administrativas de la empresa.

Tecnología y vanguardia en con el sello de tradición de Marín
En la factoría se realizan trabajos desde calderería en general hasta barcos de ciertas dimensiones, pasando por toda la logística, clasificación, y corte de materiales.
Por último, cuenta con un taller mecánico, dotado con la más alta tecnología para el mecanizado, reparación y fabricación de piezas y elementos en general.