farodevigo.es >Especial Calefacción>

El mantenimiento de las instalaciones, clave para prevenir accidentes domésticos

El mantenimiento de las instalaciones, clave para prevenir accidentes domésticos

13-11-2015TuentiMeneame

Las instalaciones de climatización forman parte de nuestra vida diaria. Es necesario, por tanto, que estén plenamente disponibles y en buen estado, pues en caso contrario pueden provocar graves accidentes o, en el mejor de los casos, acarrear una sanción económica por parte de la Consellería de Economía e Industria si detecta irregularidades que ponen en riesgo la salud de las personas, en forma de cuantiosas multas y precintado de las instalaciones.
Una empresa autorizada por la Consellería ejecutará una instalación nueva o la reforma de una existente de acuerdo a la normativa vigente y cumpliendo los requisitos reglamentarios. "Han de contar con personal cualificado que posea los correspondientes carnés profesionales, certificados de profesionalidad o títulos académicos, y tener contratada una póliza de responsabilidad civil que cubra las actuaciones profesionales", explican desde Foncalor, la asociación de empresas instaladoras de la provincia de Pontevedra.
Ventajas esenciales
Eficiencia, defensa del medio ambiente y seguridad son las tres ventajas esenciales que comportan las revisiones periódicas por parte de profesionales cualificados. Eficiencia porque las instalaciones bien mantenidas consumen menos energía y agua. Defensa del medio ambiente porque un menor consumo de energía se traduce en una efectiva reducción de las emisiones de gases contaminantes, lo que contribuye a minimizar la dependencia energética de terceros países. Además, al reducir el consumo de agua se preserva un bien escaso en muchos lugares. Y seguridad porque la falta de mantenimiento puede tener nefastas consecuencias: incendios provocados por las instalaciones eléctricas o de calefacción; explosiones resultado de fugas de gas; intoxicaciones por monóxido de carbono, originadas en la mala combustión de calderas y calentadores; o inundaciones a consecuencia de las fugas de agua.
Tanto la ejecución de obras y reformas como la realización del mantenimiento obligatorio exigen la cumplimentación de una documentación técnica, que la empresa instaladora o mantenedora pondrá a disposición del usuario y que éste deberá presentar al órgano competente de la Administración o a la empresa suministradora, dependiendo del caso. Esta documentación le será requerida en caso de inspección o si quiere acogerse a alguna ayuda para rehabilitación o subvención para sustitución de equipos. "Las empresas que no están habilitadas por la Consellería de Economía e Industria y presentan sus servicios de manera ilegal no pueden expedir los correspondientes certificados y el usuario no debería exponerse a tal riesgo ante esta falta de profesionalidad", señalan desde Foncalor. "Es obligación del usuario que sus instalaciones funcionen de manera segura, eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Esto será posible solo si se contratan las obras a empresas cualificadas y se realizan revisiones periódicas de las instalaciones", apostillan.
A través de los organismos de control autorizados (OCA) por la Consellería, la Administración vela por la seguridad de los ciudadanos revisando que los mantenimientos obligatorios hayan sido realizados por una empresa autorizada, que la instalación no suponga riesgo alguno para los usuarios y que la caldera obtenga el rendimiento adecuado para el ahorro energético establecido por la normativa.

Consejos para anticiparse a los problemas
Anticiparse a los problemas motivados por el uso y deterioro de las instalaciones es posible si se atiende a unos sencillos consejos:
–Si detecta algún problema no trate de solucionarlo usted mismo, acuda a un profesional, ya que una manipulación inadecuada podría provocar graves daños, incluso personales.
–Contrate sus obras a profesionales cualificados. En la web de la Consellería de Economía e Industria o en www.foncalor.org está el listado de empresas e instaladores habilitados.
–Haga que empresas mantenedoras habilitadas revisen periódicamente sus instalaciones. No solo resultará más seguro sino que prolongará la vida de los equipos, mejorará la eficiencia energética, ahorrando dinero y agua, y garantizará la cobertura de su seguro de hogar.
–Al contratar servicios de empresas ilegales para llevar a cabo las instalaciones o mantenimientos, además de poner en riesgo a los habitantes de la vivienda, renuncia a las garantías a las que tiene derecho. Además, se hace cómplice de fraude fiscal y comete una infracción punible de acuerdo con la Ley de Industria, lo que puede acarrear graves multas e incluso responsabilidad penal si como resultado de un siniestro se diesen víctimas.
"En un contexto de energía más cara y menor renta disponible –apuntan desde Foncalor– resulta más importante mantener, prever pequeñas inversiones asumibles que se traducirán en ahorros al prolongar el tiempo de vida y reducir el consumo energético, y evitar afrontar el gasto que supondría la sustitución de un equipo o instalación completa, deteriorada por falta de mantenimiento".