Vigo se rinde al arte urbano
farodevigo.es >Vigo se rinde al arte urbano>

La Praza da Aperta, un cruce de caminos para el encuentro y la tertulia

La Praza da Aperta, un cruce de caminos para el encuentro y la tertulia

Antón Pulido ideó para el nuevo espacio urbano una suerte de kermés de color concebida para el encuentro colectivo

11-11-2015TuentiMeneame

N. ÁLVAREZ | VIGO




En el cruce de Peniche, allí donde se juntan Pi y Margall, López Mora, Tomás Alonso y el Camiño dos Pazos, se levanta un nuevo espacio de reunión para los vigueses. Diseñada por Antón Pulido, uno de los más destacados pintores del panorama artístico gallego, la bautizada como la Praza da Aperta sorprende a quien la ve por primera vez por sus explosivos colores y la alegría que trasmite.

El artista estuvo durante seis meses imaginando el proyecto. "Cuando te dan la libertad de diseñar un espacio público, lo primero que tienes que pensar y lograr es en una arquitectura integradora, que juegue con el lugar y con los elementos emotivos que quieres ubicar en él", afirma.

Al ser una intersección entre calles, Pulido se decantó por la metáfora del abrazo, diseñando seis bancos de líneas curvas, alejados del tradicional mobiliario urbano que puebla la ciudad y concebidos para propiciar la conversación entre los vecinos, "para invitar a la gente a sentarse, a hablar, a comunicarse entre sí, para incitar al diálogo y la tertulia".

De color azul, cada uno de ellos es una letra que compone el nombre de la plaza. "Dentro de cada banco se juega con el espacio curvo, pero también juegan muy bien unos con otros. Además, fuimos muy precisos al medir la distancia que los separa, para facilitar que puedan pasar entre ellos los carritos de los bebés y las sillas de ruedas", explica.

Pulido ideó la intervención artística como un continuum, desde el muro lateral de formas onduladas que cierra la plazoleta hasta la medianera del edificio que la preside en su extremo. "Los gestos parten desde el muro y van como volando, integrándose en el mural y ascendiendo por su estructura", describe.

La decisión de construir este pequeño muro responde a la intención de otorgarle al Camiño dos Pazos la importancia que ahora tiene dentro del conjunto, presidido por la gran pared de 130 metros cuadrados en la que el artista buscó trasmitir "la alegría de vivir matissiana".

El mural, de 9 metros de ancho por 14,5 de alto, está compuesto de planchas metálicas de 2,5x2 metros pintadas con pintura de poliuretano, un pigmento muy resistente a la intemperie. "Las pinté en mi estudio, en horizontal, porque es la forma de que la pintura quede más sólida, más espesa, más pontente, dando como resultado colores fuertes y brillantes".

Ensambladas luego sobre la medianera, dan como resultado un gran fresco en el que Pulido se preocupó de integrar el gran ventanal que hay en la medianera para que forme un todo con su obra.

Tras explorar el fauvismo, el simbolismo o el expresionismo, el artista está actualmente inmerso en la abstracción, experimentando con los colores intensos y vibrantes y la interacción entre ellos. Esta nueva etapa en su trayectoria artística se refleja perfectamente en la plaza y en el mural, donde conjugó tonos fuertes y primarios y el negro para dar luz al diseño. La composición, al ser abstracta, permite también que cada ciudadano haga su propia lectura del mural.

"Son los colores de mis últimos cuadros, de mis kermesses, obras que transmiten emoción, alegría de vivir, quizá un fondo de soledad en algunas, pero con un resultado final siempre positivo. Incluso los abismos que he pintado, un tema que me gusta mucho pero siempre contemplándolo como algo que encarar, que sortear, que vencer, nunca para suicidarse", apostilla Pulido.

En su vasta trayectoria artística, este es el primer mural que crea, pero no se ha encontrado con dificultades técnicas. "Hay que dominar muy bien lo que quieres hacer. Decía Matisse que a él le encantaba que el resultado final de sus cuadros diese a entender que habían sido hechos en media hora, sin imaginar el esfuerzo que le había supuesto. Pues yo digo lo mismo: estudio muchísimo cada gesto, que esté en el lugar adecuado, que tenga la inclinación, el grosor y el color adecuados. Muchas veces parece que está improvisado pero no, todo lo contrario; a mí me lleva mucho más tiempo hacer una obra así que un cuadro realista, ya que hay que buscar que funcione perfectamente el gesto con el color, y logar un ritmo, que es lo que le da emoción", afirma.

"Por lo que más me preocupé concluye fue por construir un espacio integrador que dialogue con el entorno. Un juego de colores, de líneas, de gestos, que envuelven toda la plaza y ascienden por el edificio, que transmiten energía positiva para que los vecinos encuentren un espacio de calidadez".

La actuación en el nuevo espacio de recreo, punto de encuentro entre las calles Pi y Margall, Tomás Alonso y López Mora, contó con un presupuesto de 175.000 euros y se aprovechó para dotar a ambos márgenes del Camiño Pazos de aceras en granito, con arbolado nuevo y una renovación de las redes subterráneas.

Una plazoleta que los vecinos ya han hecho suya

Dice Pulido que pasea a menudo por la plaza, lo que le ha permitido ser testigo directo de la buena acogida que ha tenido entre el vecindario.

El que durante años fuera lúgubre intersección entre Pi y Margall y Camiño dos Pazos, con tres inmuebles abandonados y en estado ruinoso, es hoy una explosión de color que los ciudadanos han abrazado como propia. "Los vecinos la han hecho suya y están siempre vigilantes para que nadie pueda deteriorarla. Si alguien hace una pintada, enseguida me llaman para que pueda borrarla al momento", explica el artista.

La intervención artística es un ejemplo más de la apuesta del Concello por convertir la ciudad en un enorme lienzo, un proyecto que Pulido aplaude por ser "una forma de llevar los museos a las calles que le da un aire de modernidad a Vigo. La imagen es fundamental para los ciudadanos y eso también hace de ésta la gran ciudad que es, una de las más hermosas del mundo".

 

RECORRIDO POR LOS MURALES DE VIGO Realiza con Farodevigo.es un paseo virtual por cada una de las obras que "bañan" Vigo en nuestro mapa interactivo... más »