Vigo se rinde al arte urbano
farodevigo.es >Vigo se rinde al arte urbano>

El "barco caracola" se asoma a la ventana que une la montaña con el mar

El ´barco caracola´ se asoma a la ventana que une la montaña con el mar

La intervención de Nelson Villalobos en el muero de Blein Budiño alude al binomio tierra-océano que tan bien define Vigo

11-11-2015TuentiMeneame

N. ÁLVAREZ | Vigo

Al igual que le sucedió con su intervención artística en la plaza de Martínez Garrido, a Nelson Villalobos no le llevó demasiado tiempo visualizar el mural que ya decora la calle Blein Budiño. "Cuando me enfrento a un espacio relata, enseguida veo la forma que quiero darle. Al ver el muro, pensé en los cuadros que estaba pintando en ese momento, con tonos azules, y en una caracola que tenía dibujada y que acabó convirtiéndose en un barco que navega desde el mar hasta la montaña".

El mural se convirtió así en una ventana enmarcada por las columnas que en su día formaron parte de la escalinata de la Plaza de Portugal, abierta a un mar que se esconde bajo el monte de O Castro; una suerte de metáfora de la conexión tierra-océano que tan bien define a la ciudad olívica.

Satisfecho con el emplazamiento que le otorgaron "la plaza superior me parece un lugar muy bonito", Villalobos destaca además el hecho de que el mural se pueda observar desde lejos, "un aspecto importante, que la gente pueda disfrutarlo a cualquier distancia, cuando se trata de una pieza tan grande".

Armado de brochas y pintura acrílica para exteriores, el artista fue dándole forma a su obra. No es la primera de esta magnitud a la que se enfrenta. Aparte de la plaza de Martínez Garrido, en Vigo se encuentra uno de los murales más grandes que ha pintado, el de la World Fishing de 1997. Formado por 10 paneles de lienzo de 17,20 metros de ancho por 4,5 metros de alto, a partir de su adquisición en 2001 por Zona Franca, lució íntegro en la sala de exposiciones del consorcio estatal en Bouzas hasta que en 2010 una reforma en esta parte del edificio impidió su reubicación al completo. Cinco de los paneles que desde entonces permanecen almacenados son los que el ente que dirige Teresa Pedrosa cederá por un periodo de 10 años prorrogable a 25 al Concello, que los expondrá en su hall.

"Se trata de un mural muy interesante, un canto que le hice a Vigo lleno de simbología: los celtas, los hórreos, Santiago Apóstol, el mar...", explica Villalobos.

El artista acomete de la misma forma la concepción de una obra de pequeño formato y una de grandes dimensiones. "Lo único que cambia es el movimiento de la mano, que se convierte en movimiento del cuerpo. Es una danza que te lleva a meterte en la obra. Ya lo hizo Jackson Pollock, que no pintaba con la mano, pintaba con el cuerpo entero", afirma. "Es la única diferencia. Porque conceptualmente no me preocupa el tamaño, no es algo de lo que tenga miedo", apostilla el artista,quien solo tiene buenas palabras para el proyecto de arte urbano. "Cualquier ciudad que quiera respetarse, que quiera darse a conocer a nivel internacional, tiene que tener a la cultura como protagonista. Y Vigo ya lleva unos años que se está adelantando en este aspecto, abriéndose no solo a Galicia y España, sino también al mundo entero. Además, los vigueses cuidan su ciudad, se hacen dueña de ella, y eso es cultura".

 

RECORRIDO POR LOS MURALES DE VIGO Realiza con Farodevigo.es un paseo virtual por cada una de las obras que "bañan" Vigo en nuestro mapa interactivo... más »