Filas en tensión

El PP aguarda que Ayuso opine sobre la disposición de Feijóo a renovar el CGPJ

La mayoría de los barones callan a la espera de que la presidenta de Madrid comente la posibilidad de que el líder del PP llegue a un acuerdo con Sánchez

Feijóo explora pactar el CGPJ con Sánchez para subrayar su autoridad dentro del PP y ante “la ultraderecha madrileña”

Alberto Núñez Feijóo, el 14 de mayo, en un acto en Madrid.

Alberto Núñez Feijóo, el 14 de mayo, en un acto en Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

Pilar Santos

Pilar Santos

En política muchas veces los silencios son igual o más potentes que las palabras. Cuando hay un tema espinoso, vale la pena ver quién sale el primero a opinar y quién se hace el remolón y prefiere hablar el último. Este lunes este experimento se pudo aplicar a la disposición que tiene ahora Alberto Núñez Feijóo a renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), tras más de 2.000 días de bloqueo del PP.

EL PERIÓDICO DE CATALUNYA adelantó la semana pasada este cambio de posición del líder de los populares y, este lunes, había mucho interés en saber qué pensaban algunos dirigentes del partido: en concreto tenía intervención pública, algo que no es tan habitual ya, José María Aznar. El expresidente del Gobierno, muy próximo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, prefirió no comentar el asunto. Los periodistas que acudieron al acto de la fundación FAES y el Instituto Atlántico de Gobierno se lo preguntaron, pero no obtuvieron respuesta. Aznar prefirió centrarse en cargar contra la "financiación irregular" que ERC exige ahora al Gobierno y no abordar el asunto del poder judicial.

Después del intenso ciclo electoral y de la subida de tono de Feijóo en esta campaña eterna de los últimos meses, bajar el diapasón y sentarse a negociar con el PSOE la renovación del CGPJ (cuyo mandato está caducado desde hace más de cinco años) es una jugada arriesgada que algunos en el PP temen no saber explicar a su electorado. Sin embargo, varios miembros de la cúpula de Génova y también dos destacados barones consideran que Feijóo tiene que empoderarse y renovar el poder judicial para recuperar la "centralidad" y mostrar autoridad ante Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid, una de las voces contra Pedro Sánchez más potentes del PP, ya presionó a Feijóo, en octubre de 2022, para que los conservadores se levantaran de la mesa y no pactaran el CGPJ, un acuerdo que estaba casi cerrado.

Ayuso advirtió entonces que no se podía negociar nada con el el jefe del Ejecutivo mientras este estaba negociando en paralelo la derogación de la sedición. Los de Feijóo, durante varios días, separaron los dos asuntos hasta que ella dijo que era imposible desvincularlos y el líder del PP le hizo caso. Ahora, en el debate público hay otras carpetas también delicadas: la ley de amnistía recién aprobada y la "financiación singular" que exige ERC para apoyar a Salvador Illa (PSC).

¿Y Álvarez de Toledo?

La presidenta de Madrid no tenía este lunes ningún acto con medios de comunicación, a los que sí verá este martes en la Puerta del Sol. La dirigente tiene una intervención para presentar la llamada "Ciudad de la Salud". Allí habrá prensa y Ayuso podrá opinar sobre el poder judicial. Muchos dirigentes del PP han preferido callar en público estos días atrás, hasta escuchar lo que la presidenta diga. "Vamos a ver cómo respira", decía un vicesecretario. "¿Y Cayetana [Álvarez de Toledo] se va a atrever a decirle algo a Feijóo?", lanzaba un senador sobre la diputada, también cercana a Ayuso.

Este lunes, los presidentes autonómicos populares que hablaron fueron pocos. Carlos Mazón (Comunitat Valenciana) tiró balones fuera: "Yo no tengo mucho más que añadir que lo que mis compañeros de partido a nivel nacional están trasladando". Jorge Azcón (Aragón) empezó en Telecinco diciendo que la "financiación singular" y el CGPJ son "debates distintos" aunque, horas después, en un acto en Albarracín (Teruel) que "es imposible y extremadamente peligroso entrar en una renovación del poder judicial". El resto de los barones y baronesas, entre otros Juanma Moreno (Andalucía), callaron.

El PSOE, descreído

El PSOE ve estas tensiones internas dentro del PP como la batalla entra las dos "almas" del partido. "Si el PP no se aviene a cumplir la Constitución y a devolver la normalidad que nunca debió perder el CGPJ, el Gobierno y el Parlamento, tomarán medidas", afirmó Esther Peña, portavoz de los socialistas, informa May Mariño. En la dirección del PSOE creen que Feijóo no renovará, porque no sabrá "imponerse" a Aznar y Ayuso ni encontrar la forma de vender internamente un acuerdo con los socialistas.

En Bruselas, donde participó este lunes en una cumbre del Partido Popular Europeo (PPE), el político gallego indicó que el PP está a disposición de la Comisión Europea para "proseguir las conversaciones" para renovar el CGPJ, aseguró que están pendientes de una reunión "en las próximas semanas" y que están esperando "la propuesta definitiva" del PSOE.

La vía intermedia

Según publicó este diario la semana pasada, la fórmula intermedia que el PSOE y el PP tienen sobre la mesa permitiría a los dos decir que han ganado algo, a la vez que ceden en algo. La idea, que recuerda a la que ya propuso Pablo Casado en 2022, consiste en que los vocales que ahora pacten los dos partidos sean los encargados de estudiar y plantear, dentro de unos meses, un nuevo método de elección del CGPJ que implicaría la reforma de la ley orgánica. El PP podría blandir esa ley que tanto ha exigido, aunque no desde el minuto cero como quería, sino ya en en una segunda fase. Y el PSOE, reticente a cambiar esa norma, aceptaría modificarla pero también en una segunda fase y no de manera inmediata.

Suscríbete para seguir leyendo