Jura de la Constitución

Francina Armengol, los equilibrios de la republicana que recibirá la jura de Leonor

La presidenta del Congreso se ha mostrado a favor en varias ocasiones de celebrar un referéndum vinculante sobre la forma del Estado para que los ciudadanos puedan elegir entre monarquía o república

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, en el Pleno.

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, en el Pleno. / EP

Miguel Ángel Rodríguez

La primera semana de agosto, desde hace muchos años, la Familia Real viaja a Palma para disfrutar de unos días en el Palacio de Marivent. En esta residencia, que pertenece a la comunidad autónoma de Baleares, Felipe VI suele recibir a los presidentes del Gobierno y demás autoridades del Estado. Entre ellas, a la presidenta del archipiélago, un cargo que durante ocho años ha ocupado Francina Armengol. La autoproclamada republicana no ha faltado nunca a esta cita con el monarca. Este martes, en su recién estrenado papel de presidenta del Congreso, será quien reciba el juramento de la Constitución de la princesa de Asturias, Leonor de Borbón.

A las 11:00 horas de la mañana del martes, Armengol, junto al presidente del Senado, Pedro Rollán, estarán ante la escalinata del Congreso para recibir a Leonor, a Felipe VI, a la reina Letizia y a la infanta Sofía. Después, les acompañarán al interior de la Cámara Baja. Tras saludos varios, será Armengol quien pronuncie un discurso antes de que la princesa jure la Constitución. La tarea no resulta sencilla.

La expresidenta de Baleares se ha mostrado a favor en varias ocasiones de celebrar un referéndum vinculante sobre la forma del Estado para que los ciudadanos puedan elegir entre monarquía o república. La primera fue en 2014, cuando Juan Carlos I abdicó en favor de su hijo, Felipe VI. En 2018, justo el día que se reunía con el monarca en Marivent, defendió también que el Parlament Balear pudiera discutir sobre la necesidad de esa consulta ciudadana.

Un discurso moderno

De ahí la complejidad del discurso de Armengol en el acto en el que se perpetúa la monarquía. "Entiendo muy bien y soy consciente de cuál es mi deber y de lo que implican mis responsabilidades", aseveró la propia Leonor en la entrega de los premios Princesa de Asturias, ya que la jura de la Constitución supone aceptar su futuro como reina. No obstante, Armengol sabe hacer gala de la institucionalidad de su cargo -lo demostró durante su gobierno en Baleares- como tercera autoridad del Estado.

En este sentido, fuentes de la presidencia del Congreso remarcan que será un discurso que reivindique la "España de 2023, moderna, plural, que avanza y con valores europeos". Además, como ya hizo a mediados de agosto, cuando fue elegida presidenta de la Cámara Baja, destacará "los retos del feminismo, el medioambiente y la economía social".

Siguiendo la costumbre

Las palabras de Armengol pueden resultar el toque de color en una ceremonia que viene marcada por la que protagonizó Felipe VI hace ya 37 años. Ante la inexistencia de una norma escrita sobre cómo debe ser la jura de la Constitución, el que fuera letrado del Congreso durante 45 años, Luis Cazorla, apunta en un análisis que los actos realizados durante la jura del actual Rey "han conformado una costumbre constitucional y parlamentaria, fuente no escrita de derecho", por lo que se ha buscado seguir al dedillo el protocolo de aquel 30 de enero de 1986.

En aquella ocasión, el entonces presidente del Congreso, el socialista Gregorio Peces Barba, pronunció el discurso y fue quien recibió el juramento de Felipe VI, pronunciando para cerrar el acto las siguientes palabras: "¡Viva la Constitución! ¡Viva el Rey! ¡Viva España!". En el equipo de Armengol aún no saben cómo afrontar este momento, ya que consideran estas expresiones un poco anacrónicas. El ejemplo de 2014, cuando Felipe VI fue coronado rey, tampoco ayudan. "¡Viva España! ¡Viva el Rey!", dijo el presidente de la Cámara Jesús Posadas. La incógnita está, por tanto, en qué hará Armengol para reivindicar la plurinacionalidad que puso en alza el día que tomo posesión de su cargo.

Suscríbete para seguir leyendo