Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negociación de última hora

La ley de vivienda tensiona por tercer año consecutivo los Presupuestos

Los morados reclaman al PSOE el compromiso de reactivar la tramitación de la norma y lo vinculan con la negociación de las cuentas públicas

Una mujer pasa junto a anuncios de venta y alquiler de pisos. EFE

Hablar de los Presupuestos Generales del Estado es hablar de la ley de vivienda. Al menos, así ha sido en los últimos dos años. Y este no será diferente. Una vez más, la aprobación de esta norma, que tantos tiras y aflojas ha provocado en el seno del Gobierno de coalición, vuelve a tensar la negociación de las cuentas públicos para el próximo año. En la recta final de las conversaciones -la intención del Ejecutivo es aprobar este martes los Presupuestos- Podemos vuelve a exigir el compromiso del PSOE de desbloquear la tramitación de la ley, bloqueada en el Congreso desde hace más de seis meses.

"Hasta el último momento vamos a seguir reiterando que es urgente", ha aseverado este lunes el portavoz de los morados, Pablo Fernández, tras avisar que "apuraran" las negociaciones hasta el último minutos para lograr el compromiso de los socialistas de reimpulsar la norma para poder aprobarla a la mayor brevedad. El dirigente de Podemos ha denunciado que esta norma se esté "postergando" desde hace años cuando se trata de un "clamor incontrovertible".

Sánchez, Iglesias y Díaz

Lo cierto es que hace ya casi dos años cuando los morados vincularon la creación de una ley que sirviera para regular los alquileres a la aprobación de los Presupuestos Generales de 2021. Fue a última hora del 26 de octubre de 2020 cuando Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, entonces vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, cerraron un acuerdo que recogía la redacción de una norma cuyo objetivo fuera establecer "mecanismos de contención, o eventualmente bajada de los precios, tanto de los nuevos contratos como de los contratos existentes". A cambio, los morados apoyaron los Presupuestos.

La intención era aprobar un texto en el Consejo de Ministros en el plazo de un año. Sin embargo, las desavenencias sobre las medidas a implantar postergaron la redacción definitiva. Justo, un año, hasta la negociación de los siguientes Presupuestos Generales. En octubre de 2021, con Iglesias ya fuera del Gobierno, fueron Sánchez y la actual vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, quienes cerraron los flecos de la futura ley que incluye topes al alquiler en zonas de mercado tensionada. Una vez más, fue la moneda de cambio para que Unidas Podemos respaldara las cuentas públicas para el 2022.

La letra pequeña siguió siendo un problema y el Consejo de Ministros no terminó de dar su visto bueno al texto hasta el pasado 1 de febrero, cuando la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró que "es una ley rigurosa, sólida, compacta y transversal, que blinda la condición social que debe tener la vivienda" y que se tramitaría con carácter de "urgencia". No obstante, ocho meses después, la ley sigue en el Congreso de los Diputados y su trámite está paralizado.

Hasta el último segundo

Ahora, los morados vuelven a utilizar los Presupuestos para le próximo año, los últimos que se prevén en la legislatura, para forzar al PSOE a reactivar la tramitación de la norma. "Es una cuestión que depende de la voluntad política del PSOE", ha criticado Fernández. Además, Podemos quiere introducir en el texto medidas más ambiciosas, lo que ha provocado la cerrazón de los socialistas que consideran que la norma es fruto de un acuerdo entre ambos partidos. Aun así, fuentes de Podemos confían en que en las próximas horas logren convencer al PSOE y les arranquen el compromiso de aprobar la ley lo antes posible.

Compartir el artículo

stats