Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impuetos

Canarias estudia ajustar el IRPF a la inflación para las rentas medias y bajas

La Consejería de Hacienda analiza medidas que contemplen la nómina "real" de los contribuyentes en la declaración del impuesto, para paliar la carestía de la vida

El consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez. EP

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobeirno canario, Román Rodríguez, confirmó este martes en el pleno del Parlamento autonómico que el Gobierno regional está trabajando, de cara a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de 2023, en un ajuste fiscal para que "las rentas medias y bajas paguen impuestos en función del valor real y no nominal" de lo que cobran, o lo que es lo mismo, estudia deflactar el IRPF, para intentar paliar la subida de los precios en la tributación de la renta. Cabe recordar que deflactar en absoluto es sinónimo de bajar impuestos. De lo que se trata es de elevar las cuantías de los tramos del IRPF a partir de las cuales los contribuyentes tributan más o menos. Con el Índice de Precios de Consumo (IPC) muy cerca de los dos dígitos, es decir, del 10%, los sueldos valen mucho menos que a comienzos del año pasado. El asalariado a quien se le sube la nómina para paliar el incremento del IPC puede encontrarse con que salta de tramo a otro del IRPF al hacer la declaración de la renta, de modo que tendrá que pagar más a Hacienda cuando en realidad, incluso con la subida de la nómina, gana ahora menos por la inflación. Una anomalía fiscal que se corrige al deflactar el IRPF.

En Canarias existen siete tramos en el IRPF y si las nóminas suben anexionadas al IPC pasan de un tramo a otro y se paga más, aunque realmente el coste de la vida implique que se tenga menos poder adquisitivo. Por ejemplo, desde 12.450 euros se aplica un tipo del 11,50%, con 17.407 euros, del 14%, con 33.007 euros, un 18,50%, y con 53.407 euros, un 23,50%. Esto serían las clases medias o bajas en Canarias. Estos tipos no se modifican desde hace siete años y se da la circunstancia que al trabajador se le ha subido el sueldo por encima de esas cuantías y saltan de un tramo a otro, pero en realidad, por la carestía de la vida, su ingreso real, el dinero que tiene en su bolsillo, es ahora mismo mucho menor por la alta inflación.

Por ello, la Consejería de Hacienda estudia ajustar la nómina real en el IRPF aunque aún no aclare qué tramos puede modificar. Además, analiza una batería de deducciones fiscales en el impuesto de la renta para compensar la subida de los precios en gastos educativos, sanitarios o en el alquiler de vivienda.

Ya son siete las comunidades que, al margen de la guerra fiscal por el impuesto de Patrimonio, ven la necesidad de ajustar el IRPF a las necesidades actuales por la inflación, como Andalucía, Madrid, Galicia, País Vasco, Murcia, Castilla y León, y la Comunidad Valenciana. Estas regiones han anunciado nuevas tarifas autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para ciertos tramos. La deflactación del IRPF es una cuestión de "justicia", indican asesores fiscales consultados, pues no se modifican los tramos desde hace siete años, y los precios suben con lo que los ciudadanos pierden poder adquisitivo. Los primeros tramos, hasta 53.407 euros, permanecen inalterables desde la Ley de Presupuestos canaria de 2015. El IPC general ha subido desde ese año de forma acumulada un 18% hasta la actualidad, exponen los asesores fiscales. Sin querer desvelar aún como lo hará, Rodríguez expuso ayer que la Consejería lo está analizando.

En este contexto, el socialista valenciano Ximo Puig, en contra de la directriz del Ejecutivo de Pedro Sánchez, se ha subido al carro de la deflactación del IRPF y anunció que retocará los tramos hasta 60.000 euros, lo que choca con la postura defendida por la Moncloa, que nunca se ha mostrado partidaria de actuar sobre el impuesto a las rentas. El viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, ya había adelantado que Canarias sí que analiza deflactar este impuesto. "Se trata de realizar unas medidas que contemplen la renta real de los contribuyentes, no la renta nominal", explicó la pasada semana. "Si la gente cobraba 30.000 euros y por la inflación tienen una capacidad adquisitiva de 27.000 euros, vamos a intentar buscar medidas para su tributación real y efectiva", abundó.

CC y PP insisten al Gobierno en que baje el IGIC dada la abultada recaudación

decoration

Román Rodríguez remarcó en el pleno de este martes que lo anunciarán cuando esté ya definido el Presupuesto de 2023, y poco menos que echó en cara a la oposición parlamentaria que se arroguen decisiones de este tipo que ya vienen estudiando desde hace tiempo. El consejero de Hacienda (NC) se puede encontrar con cierta resistencia del PSOE en el Gobierno.

Los partidos de la oposición insisten en que se han de bajar los impuestos dado el exceso de recaudación que tiene el Gobierno. Rosa Dávila, de CC, planteó tres medidas: la deflactación del IRPF, bajar coyunturalmente el IGIC del 7% al 5% -a lo que Hacienda se opone por salvaguardar los servicios públicos- e incrementar las bonificaciones en el IRPF para gastos de uniformes, libros o para personas con dependientes a su cargo.

Compartir el artículo

stats