Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El juez del 'caso Voloh' investiga si Madí cobró comisiones ilegales

El magistrado rastrea si el exdirigente de CDC actuó como lobista sin estar registrado y el empresario niega haber cometido ninguna irregularidad y haber percibido "ni un solo euro" de la Administración

David Madí, en la Ciutat de la Justícia, en octubre del 2020. RICARD CUGAT

El juez de Barcelona Joaquín Aguirre ha reactivado la instrucción del 'caso Voloh' sobre presunta corrupción y financiación ilegal del 'procés'. El magistrado ha puesto en marcha una vía de investigación para averiguar si el empresario y exdirigente de Convergència Democràtica (CDC) David Madí cobró comisiones "por actos presuntamente ilícitos", según la documentación a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, diario que pertenece al mismo grupo que este medio. El magistrado ha comprobado que el exalto cargo convergente no figura como persona física en el Registro de Grupos de Intereses (lobistas) y solo aparece la Compañía General d'Aigües de Cataluña, de la que es directivo, por lo que ha requerido a la Guardia Civil que compruebe si los seguimientos efectuados al exalto cargo coinciden con algunas de las fechas inscritas. También ha solicitado a la Agencia Tributaria copia de su declaración de operaciones con terceras personas, así como de su sociedad Nabul.

"Yo no he cobrado ninguna comisión de un tema ilícito. No he recibido ni un solo euro que haya venido a la Administración", afirmó a este diario Madí. El empresario reconoció que él no figura en ese registro de grupo de interés y que la reunión en la que él participó en la Generalitat sobre las VTC era "acompañando" a la empresa Mov (Uber), que era su cliente. Enmarcó ese encuentro en las conversaciones el el Ejecutivo catalán estaba teniendo con el sector. Una de las tramas que se está investigando está relacionada con una operación vinculada al sector de los VTC (vehículos de transporte con conductor).

El togado precisa en su resolución que cuando Madí declaró como investigado por el 'caso Voloh' fue preguntado por las gestiones que realizó para otros empresarios en diversas Conselleries. El empresario respondió que estaba registrado como "lobbysta", según el auto, ante la Generalitat de Cataluña y "por este motivo estaba autorizado a realizar dichas visitas". El empresario, sin embargo, niega que contestara de esta forma y asegura que explicó, respecto al asunto de las VTC, que "no sabía" si se había inscrito este encuentro "oficial" con la Generalitat, pues él únicamente "acompañó" a su cliente (Mov)

No aporta documentación

El juez incide que Madí no aportó ninguna documentación, de tal manera que "sólo por este motivo existiría causa suficiente para poder dictar auto de procedimiento abreviado contra él por el delito de tráfico de influencias". No obstante, el magistrado ha comprobado que el exalto cargo de CDC no consta "como persona física" en el Registro de Grupos de Interés, "cuya consulta es de carácter transparente, público y abierto". Tampoco aparecen sus sociedades Nubul ni Ikki XXI.

El instructor de la causa, sin embargo, sostiene que sí que consta como grupo de interés la Compañía General Aigües de Cataluña. "No consta que Madí sea socio, pero si presidente y apoderado", precisa. Su domicilio está en el Paseo de Gràcia 98 de Barcelona, en cuyo despacho la Guardia Civil efectuó un registro en la macrooperción que se llevó a cabo en octubre del 2020 y en la que fue detenido en empresario. Respecto a esta empresa constan registradas en la web de la Generalitat nueve visitas. En virtud de estos datos, el juez ha acordado ordenar a la Guardia Civil si esas fechas coinciden con los datos obtenidos de los seguimientos realizados al empresario.

El magistrado subraya que de estas inscrito como grupo de interés "únicamente" respecto a Aigües de Cataluña, "ello le inhabilitaría" para ejercer de grupo de interés en otro negocio diferente al de las aguas". Y añade: "incluso tratándose de aguas, el objeto de la visita debe coincidir con la actividad constatada por la Guardia Civil" durante los seguimientos, dado que la legislación sobre grupos de interés exige una "total trasparencia" sobre el motivo de la visita. Así, por ejemplo, aparecen en dicho registro encuentros cuyo objetivo es "presentación de la empresa". Este motivo, según el juez, "no le ampararía para efectuar negocios con el que fue detectado" con el presidente de Global Omnium, empresa que es la matriz a la que pertenece Aigües de Cataluña que preside Madí, pero de la que no es accionista.

Compartir el artículo

stats