Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Giro histórico sobre el Sáhara

EEUU y China abogan en el Sáhara por la tutela de la ONU, de la que ahora se aleja España

El Congreso norteamericano no reconoce al territorio como parte de Marruecos y pide a Blinken que respalde a la ONU | El gobierno chino se alinea con Argelia

Soldados del Frente Polisario en la región de Bir Lahlou.

A primera hora de la tarde del viernes el Reino de Marruecos sorprendió haciendo pública una carta remitida por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, al rey Mohamed VI en la que calificaba el plan de autonomía para el Sáhara Occidental de "realista y creíble", un viraje de la política exterior española en este contencioso que dura más de 46 años. Pero 24 horas antes, el 17 de marzo, el Congreso de Estados Unidos mantuvo la tesis contraria y se alineó con Naciones Unidas, negándose los congresistas a reconocer al territorio saharaui como parte de Marruecos e instando a las partes en conflicto a ponerse de acuerdo en una solución pactada y duradera. En la misma línea también se ha pronunciado el gobierno chino, que tras una cumbre entre China y Argelia, ha defendido una solución para el contencioso del Sáhara acorde con la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU.

De esta forma, España se ha internado en un explosivo e inesperado escenario en el Magreb, inédito en décadas, con su apoyo al plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental. El cambio en la política exterior española respecto a la excolonia ha provocado una crisis en el Gobierno de Sánchez, tensiona la política canaria y convulsiona la geopolítica en la zona.

La Cámara norteamericana debatió el pasado jueves la ley de asignaciones del Estado, operaciones extranjeras y programas relacionados del año fiscal 2022 en la que se incluyen ayudas y apoyo al desarrollo de Marruecos pero, en esta ocasión, las partidas destinadas al Sáhara se separaron del paquete dirigido a Rabat. La norma venía refrendada con la firma del presidente Joe Biden unos días antes, pero esto no fue óbice para que los congresistas dividieran en dos bloques la financiación destinada al país magrebí.

El Congreso mantiene que Marruecos es un "socio valioso" de los Estados Unidos en muchos asuntos, que van desde el comercio hasta la seguridad regional en esta zona del norte de África. Sin embargo, en esta ocasión el Congreso no incluyó al Sáhara Occidental en Marruecos en la ley del año fiscal 2022 porque, al igual que las Naciones Unidas, no reconoce al territorio saharaui como parte de Marruecos.

España se interna en un explosivo e inexplorado escenario con su apoyo a Marruecos

decoration

La asistencia económica para el Sáhara se incluye en otra parte de la ley, en el marco de la Iniciativa de Asociación con Oriente Medio. De hecho, la declaración explicativa que acompaña a la ley insta al secretario de Estado, Antony Blinken, "a continuar apoyando un proceso político dirigido por las Naciones Unidas que logre una solución justa, duradera y mutuamente aceptable de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas". Por lo tanto, "el estatus político del Sáhara Occidental es una cuestión que deben resolver las partes en conflicto, no el Congreso", añade la resolución de la Cámara de EEUU.

Por su parte, los ministros de Asuntos Exteriores de Argelia y de China, Ramtán Lamamra y Wang Yi, respectivamente, han defendido una solución para el contencioso del Sáhara Occidental acorde con la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU. "Con respecto a la cuestión del Sáhara Occidental, las dos partes han afirmado su apoyo a los esfuerzos para lograr una solución duradera y justa en el marco de la legalidad internacional, en particular de las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas", señala el comunicado conjunto publicado tras el encuentro mantenido por Lamamra y Wang en Pekín.

Además, el texto se refiere a la necesidad de "poner fin a las crisis que amenazan la paz, la seguridad y la estabilidad apelando a los principios básicos contenidos en la Carta Fundacional de la Unión Africana y buscar la cristalización de soluciones africanas a problemas africanos". Argelia, rival de Marruecos en el Magreb, arranca esta declaración al gobierno chino en un momento crucial en Europa por la guerra de Ucrania.

Estos pronunciamientos chocan con la posición que acaba de adoptar el Gobierno español, que busca estabilidad en la frontera sur y garantizar el control de la inmigración irregular ante los problemas de escasez de materias primas y subida de precios que ahondan en la crisis económica y social del país magrebí.

Conflicto bélico

Marruecos intenta amarrar los apoyos necesarios para evitar el referéndum que auspicia la ONU por la vía de los hechos, pero en la zona se mantiene una tensión bélica de baja intensidad con episodios más o menos esporádicos de enfrentamientos entre el Frente Polisario y el ejército marroquí desde que se rompió el alto el fuego a finales de 2020. En este sentido, el Polisario informó ayer de un ataque contra fuerzas marroquíes desplegadas en la región de Mahbes, en el muro de separación levantado por Marruecos en el Sáhara Occidental.

El Polisario informa de nuevos combates con el ejército marroquí en la región de Mahbes

decoration

Durante la jornada hubo ataques "intensos" sobre las fuerzas marroquíes, según informó la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y recoge la agencia de noticias saharaui SPS. Las milicias saharauis bombardearon "posiciones de las fuerzas del ocupante marroquí en la región de Lakaad en el sector de Mahbes" tras las ofensivas similares lanzadas en las regiones de Akrara Chedida, Yebilat Lajdar y Akrara el Forsik, en el sector de El Forsia y Mahbes.

Las fuerzas marroquíes "han sufrido importantes pérdidas humanas y materiales a lo largo del muro de la vergüenza desde la violación del alto el fuego y la reanudación de la lucha armada el 13 de noviembre de 2020", ha asegurado el Frente Polisario. Marruecos levantó el muro de separación del Sáhara Occidental para impedir las incursiones de las milicias del Frente Polisario, con el que está en guerra abierta de nuevo desde noviembre de 2020 tras el paréntesis del alto el fuego firmado en 1991.

El Frente Polisario consideró roto el acuerdo de alto el fuego firmado con Rabat en 1991 como respuesta al ataque perpetrado por las fuerzas marroquíes en el paso fronterizo de Guerguerat. Para los activistas saharauis el posicionamiento del Gobierno español a favor de la autonomía saharaui bajo la tutela de Rabat no cambia el hecho de que desde el punto de vista del Derecho Internacional el Sáhara Occidental sigue siendo un territorio no autónomo para el que se debe completar un proceso de descolonización.

Cartas de congresistas y senadores a Biden


El año pasado 27 senadores liderados por Jim Inhofe y ahora una decena de miembros del Congreso de los EEUU con Sarah Jacobs a la cabeza firmaron y enviaron una carta al presidente de EEUU, Joe Biden, instándolo a detener inmediatamente las ventas de armas a Marruecos, dada la falta de garantías por parte de Rabat de que las armas norteamericanas no se usarían contra el pueblo saharaui y su falta de voluntad política en la conclusión del proceso de descolonización de la última colonia africana, el Sáhara Occidental. "Estados Unidos es ahora el único país que reconoce oficialmente las supuestas reivindicaciones de Marruecos, que son incompatibles con el derecho internacional y el derecho internacionalmente reconocido a la autodeterminación, como la Corte Internacional de Justicia y el Tribunal de Justicia Europeo han dictado varias sentencias claras a favor del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación" y agregando que "Marruecos no tiene derecho a reclamar el territorio", añade la misiva. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats