Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Reino Unido

El fallo sobre la inmunidad de Juan Carlos I, en enero

El juez declaró este martes en Londres el equivalente del 'visto para sentencia' en relación con la inmunidad absoluta de Juan Carlos I ante la demanda civil de su examante Corinna

Juan Carlos I.

El juez Matthew Nicklin declaró este martes en Londres el equivalente del 'visto para sentencia' en relación con la inmunidad absoluta de Juan Carlos I ante la demanda civil de su examante Corinna zu Sayn-Wittgenstein tras escuchar durante dos audiencias los argumentos cruzados de las dos partes. 

Fuentes jurídicas consultadas señalan que habida cuenta del conocimiento adquirido por el juez durante estos meses de estudio de los argumentos por escrito, expuestos en la vista oral de este lunes y martes, se espera una resolución en el mes de enero.  

Aunque parecería a primera vista que la opción se reduce a admitir o denegar la inmunidad, lo que determinará que la demanda siga su curso, se instruya y termine en juicio, o no, existirían otras alternativas.  

Una de ellas es reconocer a Juan Carlos l la inmunidad soberana y de jurisdicción hasta su abdicación en junio de 2014 por haber sido Jefe de Estado (lo que se conoce como inmunidad 'ratione personae') y denegársela desde esa fecha por haber perdido esa condición.  

 En esta última opción quedaría todavía a dilucidar si conservaría la inmunidad por actos anteriores a su abdicación si se consideran actos en ejercicio de su función oficial (o 'inmunidad ratione materiae'.) En esta última circunstancia la demanda podría seguir adelante, aunque habría que eliminar algunas de sus acusaciones. 

Miembro de la Familia Real

 El abogado de Juan Carlos I, Daniel Bethlehem, destacado por el bufete Clifford Chance, ha sostenido que aparte de su inmunidad de Jefe de Estado,  “Su Majestad [el rey emérito] es inmune ante la jurisdicción de los tribunales ingleses respecto de su conducta posterior al 19 de junio de 2014 [abdicación] porque es miembro de la familia del Rey [Felipe VI] formando parte de su casa y/o un soberano”. 

 En el debate con su contrincante, el abogado James Lewis, el abogado de Juan Carlos I apela, en su argumentario, al Oxford English Dictionary, según el cual 'household' (casa, familia) son “los habitantes de una casa considerada colectivamente, que viven juntos como una unidad, que tienen un vínculo particular, incluso si están temporalmente separados”. Señala el letrado que la “dependencia” debe ser tomada en términos sociales y no estrictamente financieros, porque un pariente puede ser “dependiente” mientras tiene un ingreso privado. 

 Según Bethlehem “es evidente que Su Majestad es un miembro de la familia del Rey Felipe VI formando parte de su casa y por tanto tiene el derecho a la inmunidad, es un miembro de la reducida Familia Real, que actualmente está  integrada por el Rey Felipe VI, la Reina Leticia [sic] y sus dos hermanas…El Estado español paga sus gastos de seguridad hasta el presente… tiene derecho a usar el título de Rey, de que se le dirijan como Su Majestad y a recibir honores militares”.  

La defensa de Juan Carlos I trabaja, pues, con la idea de mostrar que su cliente es parte de la institución Casa de Su Majestad el Rey, equivalente, por ejemplo a la 'Royal Households of the United Kingdom'. 

Pero el juez Nicklin ya ha expresado el lunes que sería de agradecer que España explique el estatus de Juan Carlos I al tribunal

¿Se darán por aludidos los Ministerios de Justicia y de Asuntos Exteriores del gobierno de Pedro Sánchez

 James Lewis, ya en su escrito, advertía el intento de aludir con la utilización de palabra' household' a la institución monárquica inglesa. 

Felipe VI, distanciado

  “En cualquier caso, la ley y la práctica española no respaldan a Juan Carlos I. Aunque es miembro de la familia de l Rey Felipe y tiene el título de rey emérito, el demandado, desde el punto de vista legal, ha perdido su beneficio de inviolabilidad y se ha retirado de la vida pública…Significativamente, el Rey Felipe VI se ha distanciado públicamente de Juan Carlos I, quien ha dejado de percibir su asignación”, señala Lewis. “Incluso según sus propios argumentos no cumplen con su propio test: Juan Carlos es independiente desde el punto de vista financiero, no vive con el Rey Felipe VI…”. 

Mira por dónde, Juan Carlos I sigue desde Abu Dabi por sus abogados todos los argumentos, que están a su disposición desde hace meses. Y ayer, tras la primera audiencia, ha filtrado que quiere regresar a España.  

 Es más; ha precisado que quiere vivir en el Palacio de la Zarzuela y recuperar su asignación de casi 200.000 euros anuales, que ahora la Casa de Su Majestad el Rey ha reasignado para otros conceptos. 

 En cierto modo, Juan Carlos I ha dado por buenas, con estas filtraciones, ha las afirmaciones de James Lewis y sus colegas en las audiencias del lunes y martes, en el sentido de que no forma parte de la Casa de Su Majestad el Rey por más que sus abogados intenten usar dicho argumento para justificar el argumento de la inmunidad posterior a su abdicación, en su calidad de “soberano”. Según Lewis, precisamente, “soberano” no hay más que uno: Felipe VI. 

Compartir el artículo

stats